Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

“El precio del gas sufre una distorsión tremenda y nadie nos explica por qué”. Con estas palabras, Juan Carlos Enamorado, director general de Energitas, exponía la difícil situación que vive la industria de la cogeneración por la volatilidad e incertidumbre del mercado energético durante la Jornada “Cogeneración hoy: retos de gestión en las plantas”, organizada por Acogen.

“Nos gustaría que el hub del gas (MIBGAS) evolucione más rápido de lo que lo está haciendo pero lo más importante es que necesitamos ya crear una cultura de mercado entre los industriales“, explicaba “porque aún no la tenemos y estamos inmersos en un proceso de convergencia con el resto de los mercados europeos, vamos a contrarreloj”. Una de sus sugerencias es que, por ejemplo, “la energía debe dejarse de medir en MWh para hacerlo en kWh como en el resto de países de nuestro entorno”.

Pero no solo es una queja aislada y no es solo por el mercado gasístico. El sector de la cogeneración ha sufrido mucho con la exorbitada subida de la luz y del gas en el pasado mes de enero. “Las distorsiones del mercado deben ser supervisadas por un organismo regulador y avisarse con antelación”, añadió Enamorado. Se refería a que se preveía que el precio del mercado eléctrico fuera de 41,5 €/MWh para enero de 2017, pero finalmente se encareció más de un 25% hasta superar los 60 €/MWh.

 Precio diario del gas en el último año. FUENTE: CREARA.

Precio diario del gas en el último año. FUENTE: CREARA.

En esa misma línea, exponía sus propuestas Gabriel Aguiló, Head Renewables de Axpo: “Ya se han visto en estos tres años las consecuencias de la reforma eléctrica, el día a día que tienen que vivir muchas plantas, tienen una industria a la que dar servicio, una regulación que hay que seguir y unos costes que deben tenerse en cuenta”.

Así que ¿cuál es la alternativa? Su propuesta es la de hacer cobertura sobre todo para plantas con poca flexibilidad y que no pueden controlar todos los factores que afectan a la volatilidad de los precios de la energía. “La cobertura asegura un margen mínimo pero hay que seguir gestionando para maximizar los ingresos de la planta”, explicaba. Para ello, su compañía propone un Acuerdo de Tolling, es decir, “mitigar los riesgos de mercado con ingresos fijos a cambio de realizar un pago fijo (pago por capacidad), y cediendo por parte del productor la gestión del Mercado de la Cogeneración a Axpo”.

Pero no es la única opción. Según Amadeo González, director de Mercados de Carbono de Futura Carbono, “la elevada incertidumbre y la elevada volatilidad lleva a buscar productos en el mercado que a medio plazo aseguren el precio de la cogeneración, y uno de los más exitosos es el ‘swap financiero de electricidad'”.

Aunque si las cuentas no terminan de salir, está la posiblidad de acudir a los mercados de ajuste. “Desde que en diciembre de 2015 se aprobó la participación de las renovables y la cogeneración en los servicios de ajuste del sistema, la cogeneración solo ha supuesto unos 250 MW, mientras que la eólica ya alcanza los 7.000 MW”, señalaba Javier Rodríguez, director general de ACOGEN, a nuestro diario, “y esto es porque se necesita actualizar las instalaciones de cogeneración para tener un backup que les permita acudir a este mercado, muchas de ellas no lo hacen porque no pueden, no porque no quieran”.

En definitiva, la industria de la cogeneración busca soluciones que les permita gestionar adecuadamente sus planes de negocio a corto y medio plazo. Piden más estabilidad de precios para el mercado mayorista de electricidad. Pero también en el del gas, ya que representa entre el 70% y el 80% del coste de una planta. Los cambios regulatorios han modificado radicalmente el escenario de la industria y sus cuentas de resultados, dejando un sabor agridulce en el sector industrial de la cogeneración, que pide más estabilidad regulatoria.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dos × 4 =