Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

informe-ren21Un nuevo informe de REN21 publicado esta semana concluye que la mayoría de los expertos mundiales en materia de energía están seguros de que el mundo puede hacer la transición a un futuro energético  100% renovable en 2050. Sin embargo, la confianza en la viabilidad de esta transición varía de una región a otra y predomina una creencia generalizada de que sectores como el transporte tienen que ‘ponerse las pilas’ si quieren construir un futuro 100% limpio.

El informe, titulado REN21 Renewables Gobal Futures, aborda 12 temas con 114 renombrados expertos de la energía procedentes de todos los rincones del planeta. La intención era estimular y activar el debate sobre los principales desafíos a los que se enfrenta la energía renovable, y tuvo la precaución de incluir a escépticos de la energía renovable como parte de los encuestados.

No se hicieron previsiones o proyecciones; más bien, las respuestas y las opiniones de los expertos fueron cotejadas con el fin de formar una imagen coherente de adónde la gente cree que se dirige la energía del futuro. La respuesta más notable se extrae de la pregunta 1: “100% de energías renovable, una consecuencia lógica del Acuerdo de París?” A esta cuestión más del 70% de los encuestados cree que el mundo puede ser 100% alimentado con energía renovable en 2050, siendo los expertos europeos y australianos los que apoyan más fuertemente este punto de vista.

ren21_100-600x394

En general hubo un “consenso abrumador”en torno a que las energías renovables dominarán el sector eléctrico, incluso señalando que las grandes corporaciones internacionales están cada vez más optando por productos de energía renovable, ya sea a través de las compañías eléctricas o mediante la inversión directa.

Alrededor del 70% de los expertos entrevistados estaban seguros de que el coste de las energías renovables seguirá cayendo, y será fácil batir en costes a todos los combustibles fósiles en 2027. Del mismo modo, la mayoría confía en que el crecimiento del PIB pueda ser desligado del aumento del  consumo de energía, citando a países tan diferentes como Dinamarca y China como ejemplos de naciones que han sido capaces de reducir el consumo de la energía y, aun así, disfrutar de crecimiento económico.

Principales retos

El optimismo en un futuro más limpio entre los 114 expertos se enfría particularmente entre algunas voces en Japón, EEUU y África donde el escepticismo sobre la capacidad de estas regiones para funcionar plenamente con energía renovable 100% era moneda corriente. En particular, los intereses creados de la industria de la energía convencional se citaron como obstáculo difícil de superar para lograr que la energía limpia se utilice a gran escala.

En cuanto al transporte, se requiere un “cambio modal” total para cambiar la trayectoria de energía limpia de ese sector, según el informe. La mayoría de los expertos cree que la sustitución de los motores de combustión por motores eléctricos no será suficiente para transformar el sector, mientras que una mayor utlización del transporte por ferrocarril en lugar de por carretera tendría un impacto mayor. Pocos, sin embargo, creen que esto sea probable.

Y como siempre, muchos expertos fueron críticos con los gobiernos que no aportan seguridad política a largo plazo para la inversión renovable, un fracaso visto a lo largo y ancho del Reino Unido y EEUU, así como en África subsahariana y América del Sur.

“Este informe presenta una amplia gama de opiniones de los expertos, y está destinado a estimular la discusión y el debate sobre las oportunidades y desafíos de lograr un futuro de energía 100% renovable para mediados de siglo,” dijo la secretaria ejecutiva de REN21, Christine Lins. “La ilusión no nos va a faltar; sólo comprendiendo plenamente los retos y participando en un debate informado sobre cómo superarlos, los gobiernos pueden adoptar las políticas correctas y los incentivos financieros para acelerar el ritmo de su desarrollo”.

ren21-600x376

El presidente de REN21, Arthouros Zervos, agregó que pocos habrían creído en el año 2004 (cuando fue fundada REN21) que en 2016 esta energía representaría el 86% de todas las nuevas instalaciones de energía de la UE, o que China sería la potencia más importante del mundo en energía limpia. “Las continuas llamadas para obtener energía 100% renovable no se tomaron en serio”, dijo Zervos. “Hoy en día, los principales expertos de energía del mundo están comprometidos en discusiones racionales sobre su viabilidad, y en qué plazo de tiempo”.

La opinión de las regiones

Los 114 expertos consultados y el informe REN21 agrupan las respuestas promedio por región. Y así respondieron los expertos en cada una de las áreas:

  • Para África, el consenso más evidente fue que el debate acceso a la energía todavía eclipsa el debate energético 100% renovable.
  • En Australia y Oceanía la conclusión clave fue que hay grandes expectativas para lograr el objetivo 100% de energías renovables.
  • Los expertos chinos creen que algunas regiones de China pueden alcanzar ser 100% renovables, pero creen que este es un objetivo demasiado ambicioso a nivel mundial.
  • La principal preocupación de Europa es asegurar un fuerte apoyo al objetivo 100% de energías renovables para combatir el cambio climático.
  • En la India, el debate sobre el objetivo de las energías renovables todavía está en curso, y la mitad de los encuestados se muestran escépticos en que se logre el objetivo para 2050.
  • Para la región de Latinoamérica, el debate sobre el 100% renovable aún no ha comenzado, ya que hay asuntos mucho más urgentes actualmente sobre la mesa.
  • Las limitaciones de espacio en Japón están reduciendo las expectativas sobre la posibilidad de alcanzar el objetivo de ser 100% renovables, según los expertos del país.
  • En EEUU hay un fuerte escepticismo sobre el logro del objetico 100% de energías renovables, ya que sólo dos de los ocho expertos confían en que pueda suceder.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Trece + quince =