Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La transición a un sistema de energía totalmente renovable, con más de un 50% de energía solar fotovoltaica, sería la opción más barata para América del Sur y es posible lograrla en los próximos 15 años, según un estudio realizado por la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT), y el Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia, que valora muy positivamente las condiciones del subcontinente para la energía solar, eólica e hidroeléctrica.

LUT y el Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia han llevado a cabo una serie de estudios similares, financiada por la Agencia Finlandesa de Financiación de la Innovación como parte de la iniciativa Neo-Carbon Energy, y en ellos han observado que América del Sur tiene una serie de ventajas para la adopción de energía renovable.

El estudio encontró que estas ventajas competitivas frente a otras regiones del mundo hacen que el desarrollo de un sistema energético 100% renovable no sólo sea la opción más barata, sino que también se puede lograr para el año 2030. Las ventajas vienen en forma de energía solar, eólica y recursos hídricos, lo que significa que sólo se necesitarían unos pocos sistemas de almacenamiento de energía renovable, ya que las centrales hidroeléctricas incluso podrían ser utilizadas como baterías virtuales para el almacenamiento de electricidad solar y eólica.

“América del Sur tiene una base de recursos energéticos renovables única, ya que cuenta con uno de los mejores emplazamientos eólicos a nivel mundial en la Patagonia, los mejores sitios de energía solar del mundo están en el desierto de Atacama, la energía hidráulica ya se utiliza en grandes cantidades y el potencial de la biomasa sostenible es significativo”, comentó el profesor Christian Breyer, de LUT. “Por estas razones, América del Sur es una de las regiones más favorables a nivel mundial para cambiar a un sistema de energía 100% renovable”.

El estudio se centró en los costes de la electricidad en un sistema de energía 100% renovable en América del Sur, y se encontró que oscilaría entre 47 y 62 euros por MWh, mientras que otras opciones, como la nueva nuclear y la captura y almacenamiento de carbono, tendrían unos costes entre un 75% y un 150% más altos.

Curiosamente, la fuente de energía renovable que está a la cabeza en los pronósticos de este sistema es la energía solar fotovoltaica, por bastante diferencia. De hecho, el estudio prevé que la energía solar fotovoltaica tendría un peso en torno al 60%, con un total de 415 GW de los 688 GW requeridos para disponer de un sistema 100% renovable, proporción mucho más alta que la de la energía hidroeléctrica, que contribuiría con 144GW, y la eólica, con 69 GW.

 

 

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × 5 =