Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha decidido acudir a la justicia para tratar de defender sus derechos ante los nuevos parámetros retributivos por los que las instalaciones serán compensados en los próximos tres años.

Según cuenta el BOE de este sábado, la patronal eólica española  ha interpuesto ante la Sala Tercera, Sección Tercera, del Tribunal Supremo, recurso contencioso-administrativo contra la Orden ETU/130/2017, de 17 de febrero, por la que se actualizan los parámetros retributivos de las instalaciones tipo aplicables a determinadas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos, a efectos de su aplicación al semiperiodo regulatorio que tiene su inicio el 1 de enero de 2017. Dicho recurso fue admitido a trámite el pasado 6 de marzo.

La AEE ha señalado en varias ocasiones que la revisión de parámetros económicos diseñada por Energía “ha confirmado las peores sospechas del sector”. “El Gobierno ha desaprovechado la ocasión para enmendar los errores de cálculo del primer semiperiodo”, ya que “ha vuelto a tomar como referencia un precio de mercado artificialmente alto”, afirma.

Para la AEE, en vez de ese precio, habría de haberse tomado como referencia el correspondiente a los mercados de futuros para esos años, tal y como se lo indicó la CNMC en varios informes.

La AEE ha denunciado que la eólica es el sector más afectado por ser el más vulnerable a las variaciones de precios del mercado y verá “seriamente disminuida” su retribución en los próximos tres años.

En la propuesta de orden ministerial que modifica los parámetros retributivos aprobada el pasado febrero, Energía tomó como referencia un precio de 52 euros por megavatio hora (MWh) a partir de 2020, el mismo que en el semiperiodo anterior, en vez de los 41,32 que marcan los precios de los mercados a futuro.

Este cambio en la referencia hará que la eólica ingresará en los próximos tres años unos 400 millones de euros, lo que supone un descenso del 38% con respecto a lo que, según los cálculos del sector, le correspondería.

En los últimos tres años, indica la asociación, las empresas han cobrado una media de 6,37 euros por MWh menos por esta diferencia de cálculo, que vino acompañada de una desviación a la baja de la senda de precios prevista en la ley.

La diferencia entre las previsiones de precios y la realidad ha supuesto que el sector haya dejado de ingresar 630 millones de euros.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × cinco =