Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Oxford PV, uno de los fabricantes británicos pioneros en energía solar, le ha comprado a Bosch Solar su fábrica de Brandenburgo para convertirla en una planta piloto de producción de obleas de perovskita.

La inversión de la empresa solar británica solar en Alemania es importante en sí misma, pero también un testimonio de la confianza cada vez mayor, no sólo en la I+D europea, sino también en la tecnología de perovskita.

La fábrica de Brandenburgo es la antigua instalación de producción de paneles fotovoltaicos de Bosch Solar, y estará equipada especialmente con una capacidad a escala piloto para la tecnología de perovskita de Oxford PV. En esta planta Oxford PV efectuará los ajustes de fabricación necesarios para que el despliegue comercial de esta tecnología, que puede mejorar drásticamente la eficiencia de las células de silicio estándar, sea perfeccionado.

Oxford PV completó la primera parte de una ronda de financiación de 8,7 millones de libras a principios de este año, y siempre tenía en mente implantar en el mercado su tecnología de perovskita tan pronto como fuera posible. La campaña de reclutamiento ya ha comenzado, y la compañía espera estar en pleno funcionamiento dentro de unos meses, comenzando así el trabajo en su objetivo de alinear la tecnología de perovskita con células fotovoltaicas de silicio estándar y es de esperar que revolucione la producción y la eficiencia de las células.

“La perovskita tiene el potencial de mejorar radicalmente la eficiencia de la energía solar fotovoltaica y satisfacer la demanda mundial de energía en el futuro”, dijo el CEO de Oxford PV, Frank Averdung. “Estamos encantados de haber asegurado la planta  que nos permitirá liderar rápidamente su implantación en el mercado.”

El director general añadió que la instalación fue identificada por sus instalaciones de primera clase y la disponibilidad inmediata de una experimentada mano de obra local altamente cualificada. El equipo de  Brandenburgo trabajará estrechamente con el de Oxford PV, dijo Averdung.

El potencial de la perovskita se sabe desde hace tiempo que puede superar eficiencias del 30% en el laboratorio y en condiciones controladas. Sin embargo, la inestabilidad inherente del material ha paralizado su progreso, y Oxford PV es probable que ponga un gran énfasis en la fiabilidad y durabilidad de las nuevas instalaciones de Alemania.

En Oxford PV creen que han encontrado la manera de abordar los problemas de estabilidad térmica inherentes a la investigación de la perovskita original, haciendo alusión a un nuevo material, diferente, que es más duradero que los empleados hasta ahora.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

20 − uno =