Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Mientras que en España no les salen las cuentas a los propietarios de los parques eólicos para repotenciar su máquinas, y prefieren alargar su vida útil con mantenimiento, la petrolera BP Plc tiene otra estrategia. Está planeando actualizar las 200 turbinas eólicas que tiene instaladas en Estados Unidos por un equipo más nuevo y de mayor capacidad. Una decisión que va a suponer la mayor inversión de la compañía en energías renovables desde que su último parque eólico entró en funcionamiento en 2012.

Si la compañía finalmente da luz verde al proyecto, una decisión que podría tomarse a mediados de año, representaría repotenciar unos 400 megavatios de capacidad.

Pero ¿es una razón puramente tecnológica? No solo. La medida permitiría que el gigante energético de Reino Unido podría capitalizar créditos fiscales a la producción si optimiza el rendimiento de sus parques eólicos de Texas y Kansas.

De hecho, en diciembre BP ya realizó una inversión inicial con el fin de calificar para conseguir todo el crédito fiscal, que comenzó a caer nada más comenzar el año.

La repotenciación supone cambios en las piezas de los equipos, como cajas de engranajes, trenes de transmisión y hojas, mientras se mantienen torres y fundaciones existentes. Además, se suele hacer cuando el aerogenerador ha entrado en un proceso evidente de envejecimiento.

BP espera que la tecnología esté actualizada y dispuesta para mejorar la eficiencia y fiabilidad de sus turbinas al tiempo que aumenta la producción total de energía. “No es una relación directa, al menos visiblemente”, señaló Laura Folse, directora ejecutiva de BP Wind Energy, “pero las nuevas tecnologías y las mejoras en general consiguen que este esfuerzo económico salga, al final, muy barato”.

Con 14 parques eólicos – incluyendo uno operado por otra compañía en Hawaii – BP dice que tiene el mayor negocio de energía eólica de todas las grandes compañías petroleras. Parece increcible que en 2013 intentara vender su negocio de viento, casualmente tuvo que abandonar la idea tras no haber encontrado un comprador adecuado.

La repotenciación tiene en contra los aspectos económicos, pero mucho a favor. Según la experiencia de la compañía, la empresa aprovechó la idea como una posible vía para reducir los costes de operación y hacer que sus parques eólicos sean más competitivos a las eléctricas que comercializan gas natural.

Eso es especialmente importante en Texas, donde BP no tiene contratos a largo plazo y debe vender su energía eólica, competiendo con los caprichos diarios de los mercados de energía.

Crédito fiscal estatal

A diferencia de lo que está pasando en nuestro país, en 2015 el Congreso aprobó la renovación del crédito fiscal a la producción para los promotores de parques eólicos, lo que supone un poderoso incentivo para modernizar las turbinas. Y era necesario porque miles de turbinas por un total de 9.700 megavatios en EEUU tienen entre 10 y 20 años de edad, por lo que un objetivo primordial. Ha llegado el momento de las actualizaciones.

La petrolera no quiso perder la oportunidad e hizo una inversión al final del año pasado que dio a la compañía la opción de comprar el equipo de reemplazo durante unos 200 aerogeneradores y aún tener pleno derecho al crédito a la producción por valor de 2,3 centavos de dólar por kilovatio-hora de electricidad a lo largo de los próximos 10 años.

Y deben darse prisa, porque el valor del crédito cae anualmente hasta 2019. Con el fin de calificar para el crédito fiscal en el nivel de 100%, los promotores eólicos deben haber comenzado la construcción a finales del año pasado o haberse comprometido al menos con el 5% de los costes del proyecto.

Si BP quiere crédito tiene que ponerse las pilas. Tiene aproximadamente cuatro años para instalar los equipos si quiere reclamar el crédito. Folse se negó a especificar el gasto de los proyectos potenciales o si los proveedores lo han considerado.

Y no será el único, la repotenciación podría llegar a extenderse en la industria eólica estadounidense. Los promotores eólicos saben que hay que aprovechar el crédito fiscal a la producción para compensar el coste de reemplazar el envejecimiento, las palas y multiplicadoras menos eficientes con nuevos modelos, mejoradas.

‘Lo mismo’ que en nuestro país.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

seis + cuatro =