La potencia eólica en España aumentó solo 38 MW en 2016

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La potencia eólica en España aumentó el año pasado en 38 megavatios -hasta situarse en 23.026 megavatios-, tras un 2015 en el que no se instaló ninguna capacidad adicional, según datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) que utiliza como criterio el Acta de Puesta en Servicio.

La patronal ha destacado que, desde que entró en vigor la reforma energética hace tres años, se han instalado tan sólo 65 megavatios, frente a los 2.334 megavatios del trienio anterior.

Según la AEE, la subasta de 3.000 megavatios de potencia renovable anunciada por el Gobierno -que se encuentra en fase de información pública- “reactivará las inversiones en el sector si el diseño es el adecuado”.

La AEE pide cupos diferenciados por tecnología y aboga por un sistema que encuentre un equilibrio entre conseguir energía barata y sin emisiones con el fomento del tejido industrial español.

Además, la patronal considera que es necesario resolver algunos aspectos de la reforma energética que “son un obstáculo para el éxito de la subasta por la inseguridad jurídica del propio modelo”, entre ellos que la rentabilidad razonable de los proyectos pueda ser modificada cada seis años.

La AEE recuerda que, según la Planificación Energética 2015-2020, son necesarios 8.500 megavatios renovables para cumplir los objetivos europeos para 2020, de los que 6.400 megavatios deberían ser eólicos.

De los 38 megavatios que se han añadido en 2016, el 84 % (32 megavatios) corresponde a parques de Castilla y León que ya estaban inscritos en el antiguo Registro de Preasignación y que no se instalaron en su momento por problemas ajenos a los promotores, por lo que tienen derecho a la retribución previa a la reforma energética, explica la AEE.

El resto corresponde a los primeros megavatios instalados del cupo canario (4,6 megavatios) y a una repotenciación en Galicia (2,1 megavatios).

Según la AEE, la “parálisis” del sector desde que entró en vigor la reforma energética ha obligado a los fabricantes de aerogeneradores presentes en España a exportar prácticamente el cien por cien de su producción, lo que “complica su permanencia en el país”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Compartir
Artículo anteriorLa eléctrica finlandesa Fortum ganó 504 millones de euros en 2016, un 88% menos
Artículo siguienteIberdrola elevó un 2,2 % su producción en 2016 gracias a la hidráulica

Dejar respuesta

14 + dos =