La receta de Bill Gates contra el cambio climático: impuesto común al carbono y triplicar la inversión en innovación

0
El fundador de Microsoft y multimillonario Bill Gates cree que hay que financiar la innovación con un impuesto común al carbono. FOTO: EFE
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
El fundador de Microsoft y multimillonario Bill Gates cree que hay que financiar la innovación con un impuesto común al carbono. FOTO: EFE
El fundador de Microsoft y multimillonario Bill Gates cree que hay que financiar la innovación con un impuesto común al carbono. FOTO: EFE

El genio de la informática que hace cuatro décadas fundaba la industria del software, Bill Gates, ha dicho que le preocupa especialmente la actuación lenta e ineficaz de los gobiernos mundiales en el ámbito de la lucha contra el calentamiento global. El filántropo, que ya ha invertido 2.000 millones de dólares en el desarrollo de tecnologías para la reducción de efecto invernadero, anuncia que tantos los esfuerzos de los políticos como los suyos son insuficientes.

Para generar un cambio sustantivo en el ámbito de la preservación de la temperatura global a los niveles actuales es necesario involucrar en el proceso a todos los gobiernos nacionales del mundo y a las grandes empresas privadas, advierte el filántropo en una entrevista concedida a la revista The Atlantic. Gates asevera que para financiar el desarrollo de innovadores proyectos de energía limpia, la comunidad internacional debe imponer un “impuesto de carbono” común, ya que la contaminación atmosférica en un país afecta al resto del planeta. “Sin un impuesto al carbono no hay incentivo alguno para que compradores e innovadores cambien de parecer”

Este dinero podría convertirse en una base financiera seria para desarrollar una fuente de energía tan eficaz y limpia como la energía nuclear, pero siempre que sea más segura y accesible. Según el multimillonario, los intentos de contener la subida de temperatura global comprando miles de coches eléctricos en lugar de vehículos tradicionales parecen ser un fracaso. Es necesario que el mundo rechace en el futuro los combustibles fósiles, subraya Gates, pero de momento la producción de energía necesaria para cargar coches eléctricos contamina a la atmósfera más que los motores diésel.

Para llevar a cabo una lucha efectiva contra el cambio climático, Gates considera que lo primero que hay que hacer es incentivar la innovación. Para ello, el primer paso sería “establecer las bases para la innovación, aumentando decididamente la financiación gubernamental para la investigación sobre las soluciones de energía limpia”. Actualmente, el mundo gasta, en opinión de Gates, “ solo unos pocos millones de dólares al año en la investigación sobre la energía cero carbono”, mientras que habría que invertir el doble o el triple de esa cantidad, opina el empresario. A su juicio, “necesitamos cientos de empresas que trabajen en miles de ideas, incluidas las que parezcan locas y no reciban suficiente financiación”, porque “nadie sabe cuál de estas tecnologías resultará lo suficientemente potente y fácil de aumentar”.

En segundo lugar, el multimillonario estadounidense cree imprescindible desarrollar mercados que “ayuden a llegar a cero emisiones, para lo que habría que asegurar que el mercado de la energía refleje con precisión todo el impacto de las emisiones de carbono”, considera Gates. En su opinión, hoy en día, los mercados no tienen en cuenta factores como los impactos ambientales y en la salud. Si lo tomaran en cuenta, la energía renovable “sería mucho más competitiva” en comparación con los combustibles fósiles.

El problema climático debe ser resuelto en los países ricos

Como colofón a sus propuestas, el creador de Microsoft  piensa que todo ello ha de hacerse tratando a los países pobres con justicia. Incluso si pudiéramos “desplegar la solución ideal de cero emisiones de carbono mañana”, algunos efectos del cambio climático son inevitables, y “golpearán más fuerte a los pobres del mundo”, lamenta Gates.

Por tanto, los países que son los culpables de este problema –señala a Estados Unidos, China y Europa occidental, principalmente- “no solo tienen la responsabilidad de invertir bien en su mitigación, sino también de ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático”.

“A mi juicio –concluye Gates-  la innovación es esencial para el progreso humano y podemos crear un futuro libre de carbono si nos comprometemos a ello”.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Trece + uno =