Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La  fuerte caída de los costes de la energía solar en toda la cadena de suministro podría hacer que el  precio medio global de la energía solar fuera más barato que el carbón  dentro de 10 años, según los pronósticos de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), una estimación que es compartida por otros expertos.

El año pasado fue otro año decisivo para la energía solar, ya que los precios cayeron a niveles que habrían resultado increíbles hace tan solo 12 meses. Entre los sucesos más importantes acontecidos en 2016 destacan tres récords significativos en los precios de la energía solar, el primero en Dubai, a continuación, en México, y, finalmente, en Abu Dabi, donde una oferta de  2,42 centavos de dólar por kWh batió todos los récords para un proyecto a gran escala en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Estos hitos han dado paso a un entusiasmo colectivo en la creencia de que la energía solar fotovoltaica será la fuente de energía dominante en el futuro, tal y como muestra la actualización de las previsiones de los analistas para los precios promedio solares en los próximos años, con resultados interesantes. El informe ahora presentado por los analistas de BNEF pronostica que el precio medio global para la energía solar podría ser menor que el carbón dentro de tan sólo 10 años, lo que en realidad no es tan increíble, teniendo en cuenta que ya es más barato que el carbón en algunas partes del mundo (ver gráfico de Bloomberg).

caida-de-precios-de-la-fotovoltaica

Increíblemente, los precios solares promedio se han reducido un 62% desde el año 2009, con recortes en todos los eslabones de la cadena de suministro de la industria, desde la fabricación de polisilicio a la de módulos, e incluso a través de todo el balance del sistema (BoS)  de la tecnología, como inversores y rastreadores (ver gráfico más abajo). Actualmente, el precio promedio de capacidad solar instalada en las plantas de energía solar a escala comercial es de 1,14 dólares por vatio, y se espera que caiga por debajo de un dólar para el año 2022, y luego a sólo 73 centavos de dólar en 2025, que es cuando se prevé que caiga por debajo del precio del carbón, según BNEF.

costes-de-las-instalaciones-solares

Por supuesto, la bajada de los precios ocurrirá a diferentes velocidades en los distintos países, mientras que los precios del carbón se mantendrán bajos en países como India y China, que tienen grandes reservas de carbón nacional. Como mayor mercado solar, China espera que los  precios de la energía fotovoltaica caigan por debajo de los del carbón en 2030, pero en ese momento la mayor parte del mundo, habrá ya experimentado la transición de precios.

Progreso tecnológico

Uno de los principales impulsores de la caída de los precios de la energía solar es el progreso de la tecnología utilizada en el proceso de fabricación y en el balance del sistema. Esto permite un enorme aumento en la eficiencia solar cuando los módulos se colocan en zonas con los mismos niveles de irradiación solar. Esta tendencia es probable que continúe, ya que una parte importante de la inversión va a investigación y desarrollo en la industria.

Además de esto, una industria más madura, con mucha más experiencia está ayudando a sortear los problemas del pasado y a promover la adopción de la energía solar para el futuro. Particularmente importante es el desarrollo de las economías de escala que permiten a los países desplegar políticas favorables para el desarrollo de los mercados solares. Por supuesto, esto no está ocurriendo en todas partes (basta simplemente con mirar al Reino Unido), pero los mercados emergentes están apuntalando todo el mundo, ya que han aprendido de los errores cometidos en los mercados más maduros.

Un hecho fundamental apuntado por BNEF ha sido la introducción de las ofertas de los gobiernos para la adjudicación de contratos de compraventa de energía a largo plazo para proyectos a gran escala y también para los proyectos solares sobre cubierta. Esto está impulsando la competencia y obliga a las empresas solares a encontrar formas innovadoras para mantener los precios bajos. En 2017, podemos esperar una serie de subastas solares, que volverá a poner a prueba, si no se rompen, los límites de los precios de la industria solar.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

14 − Ocho =