La tarifa regulada de la luz es más barata que las ofertas de las eléctricas en el mercado libre

0
Una factura de la luz.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La tarifa regulada de electricidad, el conocido como PVPC, es la opción más barata frente a las disponibles en el mercado libre, con un ahorro en la factura de 32 euros al año, un 6% de la facturación anual, según el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la comparativa de ofertas de gas y electricidad para consumidores domésticos y pymes en el primer semestre del año.

En concreto, el ‘superregulador’ subraya que esta opción fue la más económica en el periodo entre julio de 2015 y junio de 2016, no siendo así en el periodo de julio de 2014 a junio de 2015, lo que “pone de manifiesto que las comercializadoras no han trasladado a sus ofertas toda la bajada del precio que ha registrado la electricidad en los mercados mayoristas durante el periodo”.

En el caso del gas, el pasar de ser suministrado a través de la tarifa regulada (TUR) a elegir la oferta más barata disponible en el mercado supone un ahorro para el consumidor doméstico de entre 30 y 44 euros anuales, según el consumo anual, lo que representa entre un 4% y un 13% de su factura anual en el periodo.

En el informe, la CNMC señala que ha detectado que, en el sector eléctrico, las ofertas de los comercializadores ligados a los grupos energéticos tradicionales se han centrado en atraer a los clientes con derecho a PVPC.

Además, afirma que el precio de sus ofertas se ha igualado con respecto al del resto de las comercializadoras del mercado libre, frente a lo que ocurría en años anteriores, cuando sus ofertas eran significativamente más altas.

En el caso de la electricidad, las diferencias de precios más acusadas en el comparador, según el organismo presidido por José María Marín Quemada, afectan a los consumidores eléctricos sin derecho a PVPC (gran consumidor doméstico, pequeño negocio o pyme con potencias contratadas superiores a 10 kW y en alta tensión), de forma que pueden encontrar una diferencia de precios entre la oferta más barata y la más cara que puede variar entre 1.000 y 3.000 euros al año, en función de la modalidad de suministro.

Por su parte, los consumidores con derecho a PVPC (aquellos con suministro de potencia contratada menor o igual a 10 kW), pueden encontrar una diferencia que alcanza los 200 euros en la facturación anual entre la oferta más cara y la más barata incluida en el comparador.

En el caso del gas, la contratación de la oferta más cara frente a la más barata disponible en el comparador supone una diferencia para un consumidor con derecho a tarifa regulada de unos 60-135 euros en la facturación anual. En los consumidores sin derecho a TUR el diferencial entre ofertas puede variar entre 1.000 y 4.600 euros al año.

Incremento en el número de ofertas

En el periodo, la CNMC constata un incremento de las ofertas activas en el mercado libre recogidas en su comparador de precios. Así, desde junio de 2014 hasta el pasado mes de junio, se ha pasado de contar con 390 a unas 550 ofertas activas aproximadamente.

El mayor incremento de ofertas se ha registrado en el mercado eléctrico, con 275 ofertas en junio de 2014 frente a las 425 en junio de este año, debido, principalmente, al incremento de comercializadores eléctricos en el comparador.

Por el contrario, en el caso del número de ofertas de gas, estas se han mantenido constantes, con unas 75 ofertas, mientras que el número de ofertas que incluyen conjuntamente gas y electricidad se redujo durante el periodo de estudio (desde 63 ofertas duales en junio de 2014 a 36 ofertas en junio de 2016).

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciocho − 10 =