La Universidad Politécnica de Valencia estudiará cómo reciclar el CO2 para transformarlo en gasolina o plásticos

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un proyecto de la Universidad Politécnica de València (UPV) estudiará cómo reciclar el dióxido de carbono (CO2) para transformarlo en gasolina, plásticos y otros productos industriales y así reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Científicos del Instituto de Tecnología Química (ITQ) -centro mixto de la UPV y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) buscan transformar el CO2 “de la manera más eficiente posible” en metanol, ha apuntado el investigador principal, Manuel Moliner, en un comunicado.

Al transformarlo en este tipo de alcohol, sirve como base para poder obtener hidrocarburos sintéticos y otros productos químicos de alto valor.

“De esta manera, podríamos reducir la excesiva dependencia actual de las fuentes no renovables y contribuir también a disminuir la huella medioambiental del carbono que incide, entre otras cosas, en el cambio climático”, ha añadido Moliner.

Los expertos trabajarán con materiales de naturaleza zeolítica -usados en la refinación de petróleo y capaces de hidratarse y deshidratarse de forma reversible- que permitan la captura y separación del CO2 y desarrollarán nuevos catalizadores para transformar este gas en los productos finales deseados.

La principal novedad del proyecto, que cuenta con la financiación de la Fundación Ramón Areces, es el diseño de materiales que podrían presentar una estabilidad mayor que muchos de los catalizadores industriales actuales.

Moliner ha destacado que el equipo hará “especial énfasis” en aumentar la estabilidad cuando la reacción química se lleve a cabo bajo “condiciones severas”, así como llevar a cabo las reacciones de manera más eficiente.

“En este sentido, un objetivo a largo plazo sería el desarrollo de catalizadores que permitan realizar estos procesos químicos a presión atmosférica”, ha explicado.

La posibilidad de optimizar las condiciones de reacción requeridas en los procesos químicos involucrados en la transformación del CO2 y la de regenerar más fácilmente los catalizadores diseñados, tendrían un “impacto inmediato” en la industria química.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Diez − 4 =