La victoria de Trump beneficiaría a Repsol y a Técnicas Reunidas

0
Donald Trump y Hillary Clinton, candidatos republicano y demócrata respectivamente en las elecciones presidenciales de 2016.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La posible victoria del candidato republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales americanas beneficiaría a Repsol y a Técnicas Reunidas, mientras que el triunfo de la aspirante demócrata, Hillary Clinton, favorecería a Gamesa, Grifols o constructoras como Ferrovial o OHL, según las estimaciones del analista de Self Bank Felipe López-Gálvez.

En la víspera de los comicios, el experto recuerda que históricamente la Bolsa americana se ha comportado mejor con un presidente demócrata que con uno republicano e insiste en que las reacciones de los mercados en las jornadas posteriores a las elecciones “no son premonitorias” de lo que ocurrirá en años venideros.

Así, tras la victoria de Barack Obama en 2008, la Bolsa cayó un 5%, y tras la votación de 2012, el recorte se redujo al 3,6%. Sin embargo, la Bolsa americana ha registrado una de las mejores rachas alcistas de todos los tiempos durante su mandato.

El analista entiende que si Trump no llega a la Casa Blanca se extenderá en los mercados un “sentimiento generalizado de alivio”, ya que su nombre va aparejado a la incertidumbre. Por el contrario, asocia la elección de Clinton a la estabilidad.

“Esta estabilidad y la mejora de la economía deberían ser argumentos de sobra para que la Reserva Federal retome la subida de los tipos de interés”, añade.

Las petroleras, perjudicadas si gana Clinton

El experto señala que los distintos sectores empresariales permanecen atentos al desenlace de los comicios y subraya que la apuesta de la candidata demócrata por las energías limpias “podría perjudicar a las petroleras, incluidas las del ‘fracking'”.

También señala que “si finalmente se sale con la suya y acaba subiendo el salario mínimo”, las cadenas de comida rápida y los distribuidores tipo Wal-Mart, que trabajan “con márgenes estrechos”, se verían damnificadas.

Sin embargo, la mayoría de las empresas de consumo agradecerían la defensa que Clinton hace de la inmigración, un colectivo del que depende en gran medida el consumo en EE.UU., que representa cerca del 70% del PIB.

Más riesgo si gana Trump

En el caso de que Trump se convirtiera en el nuevo presidente de EE.UU, la deuda pública americana sería vista “con peores ojos” de cara a los inversores, podría caer el dólar y pasaría a tener más riesgo debido al previsible incremento del gasto público.

Por otra parte, las manifestaciones del aspirante republicano sobre el endurecimiento de los acuerdos comerciales “podría tener implicaciones en el comercio con Latinoamérica y China”, lo que podría impactar de forma indirecta en las empresas que tienen intereses comerciales con estos países.

Por ello, muchas empresas españolas estarán atentas a lo que ocurra bien porque tengan negocio directamente en EE.UU, bien por su relación con Latinoamérica, “una región llamada a retrasar su recuperación en el caso de que Trump salga elegido presidente”.

En este contexto, el analista cree que el impacto que el resultado de las elecciones americanas pudiera tener en Santander, BBVA y Mapfre es “difícil de analizar”. “Es cierto que la menor regulación por la que apuesta Trump les beneficiaría, pero también que la subida de la Fed podría demorarse”, añade.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × tres =