Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La energía nuclear está de capa caída. O mejor dicho, la nueva nuclear. En los últimos años se ha escuchado por activa y por pasiva que la nuclear está viviendo una segunda vida, un renacimiento tras el desastre de Fukushima, pero esto se ha convertido más en un mito que en una realidad.

El informe The World Nuclear Industry: Status Report 2016 realizado por el experto en energía nuclear Mycle Schneider acaba con este mito y destaca a las renovables como la causa del bajón que está teniendo la nuclear a nivel mundial.

En la actualidad, China es el único país que está realizando grandes esfuerzos con una importante inversión en energía nuclear. El resto del mundo no está siguiendo su ejemplo.

A escala global, el crecimiento de la energía atómica está decayendo, dijo el experto nuclear Mycle Schneider que presentó el informe la semana pasada en Berlín. De acuerdo con la investigación, el número de nuevos reactores en construcción ha caído por tercer año consecutivo. 67 reactores fueron construidos en 2013, mientras a mitad de este año, sólo 58 reactores vieron la luz. Eso hace que el total mundial sea de 402 reactores en funcionamiento.

“La energía nuclear ha encontrado una dura competencia, especialmente en las energías renovables”, dijo Schneider al portal Euractiv.com.

El auge chino no es suficiente

China es pronuclear. De los 10 reactores renovados en 2015, ocho se encuentran en China, uno en Rusia y otro en Corea del Sur. De los ocho nuevos proyectos de construcción nuclear iniciados en 2015, seis eran chinos. Como resultado, Asia ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en términos de su participación en el mercado de la energía nuclear.

Pero aun con ello, el efecto Fukushima se está notando y mucho. Sobre todo si se compara con las fuertes inversiones en renovables que han conseguido elevar a las tecnologías limpias como la primera fuente de generación de energía superando al carbón por primera vez en la historia.

Por ejemplo, China ha pasado de invertir 54.000 millones de dólares en renovables en 2013 a más de 103.000 millones el año pasado. No tanto, pero también han aumentado mucho las renovables en EEUU donde la nuclear tiene el 20% del mix eléctrico. En 2013 invirtió 33.000 millones y el año pasado aumentó hasta 44.000 millones. Otro ejemplo, el Reino Unido,ha pasado de 12.000 millones en hace tres años a 22.000 millones en 2015.

Pero ya no solo la nuclear tiene un problema con las renovables y los altos costes de la nueva nuclear. La seguridad se ha convertido también en una barrera para el desarrollo en estos últimos años. Los fallos en reactores belgas han hecho que hasta se reparta yodo en algunas poblaciones cercanas a la central de Tihange 2, un reactor que halevantado muchas ampollas hasta en los países vecinos.

A parte de China, algunos países europeos como Francia y Reino Unido está poniendo empeños en sacar adelante proyectos megacostosos de nuclear como Hinkley Point C y Flamanville. La UE pretende mantener la nuclear para poder alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, pero de cara a 2050 lo normal es que en Francia se reduzca el número de reactores nucleares.

En definitiva, la nuclear no pasa por el mejor momento. Así, que el renacimiento se queda más en un mito que en otra cosa. Por lo menos, de momento.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

20 − cuatro =