Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El nuevo Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital tiene un nuevo responsable, Álvaro Nadal, aunque ya conocido por todos por haber sido hasta ahora el director de la Oficina Económica de La Moncloa. Su llegada no ha dejado indiferente al sector de las renovables y la cogeneración, quienes le dan la bienvenida pero le recuerdan todos los deberes que quedan por hacer en el sector energético.

“Le damos la enhorabuena y esperamos que recupere el diálogo que no ha habido en esta legislatura. Es fundamental que se escuche a un sector como el eólico, que exporta más de 2.000 millones y emplea a unas 22.000 personas“, señala la patronal eólica AEE, “por eso, esperamos que entienda que hay temas que hay que abordar con urgencia, como el error de diseño del sistema por el que el sector va a dejar de ingresar 630 millones de euros en el semiperiodo, y que no va a alcanzar la rentabilidad razonable que le promete la reforma energética”. Por último, pide que se elimine la posibilidad de modificar la rentabilidad razonable cada seis años, “hay que resolver estos temas para acabar con la incertidumbre y que los inversores recuperen la confianza”, añade.

En esa misma línea se sitúa la patronal fotovoltaica UNEF, que le da la enhorabuena por su nuevo cargo pero espera que “el Gobierno de diálogo anunciado por Mariano Rajoy se cumpla, y que la situación de la energía fotovoltaica sea diferente en España, ya que es una tecnología barata, que cumple con el Acuerdo de París, genera trabajo y lucha contra el cambio climático”, por todo eso recuerda que “es un sector de la economía con un gran crecimiento fuera de nuestro país y que merece tener el mismo trato que el resto de sectores empresariales”.

UNEF se mantiene expectante ante el nuevo ministro porque “habrá que esperar a que muestre cuál es su postura ante las renovables y demostrar que es dialogante con un sector que no pide trato de favor, solo que no se obstaculice su desarrollo”. Mientras tanto, “la fotovoltaica seguirá con su labor pedagógica en la sociedad para concienciar que es una tecnología útil contra el cambio climático”.

Más combativa se muestra Anpier, la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica. Según su portavoz, Juan Castro-Gil, “teníamos razones para temer a Alberto Nadal, porque tanto él como Jose Manuel Soria tenían una animadversión clarísima hacia las renovables y más concretamente contra la fotovoltaica”, explica,”nos vilipendiaron, nos llamaron de todo, tomaron decisiones que nos trituraron, y no parece que vaya a cambiar. No hay más que escuchar el debate de investidura donde Rajoy se vanaglorió de la política energética de los últimos cuatro años. Me gustaría pensar que el nuevo ministro sea más transigente y más ecuánime, pero dudo que sea así, es el gemelo del anterior Secretario de Estado de Energía, y no solo en el sentido literal de la palabra“.

“Nos da igual el apellido, lo importante es que haya más capacidad de diálogo con todos los operadores del mercado, y que no se olvide de los pequeños”. Además, “me parece dramático que el Ministerio de Energía no esté vinculado al de Medio Ambiente, con todas las implicaciones que tienen ambas áreas, ni tampoco con Industria, por su relación con el transporte”, concluye.

Otro sector muy ligado a los acontecimientos de las renovables, es el de la cogeneración, y desde ACOGEN, aunque le dan la enhorabuena al recién nombrado ministro, recuerdan que “tiene ante él grandes retos que conseguir, como un Pacto de Estado por la Energía, la puesta en marcha de todo el paquete de invierno de la Unión Europea, con nuevas directivas para el mercado eléctrico, el desarrollo de los mercados de gas y el gran reto del Plan Renove para las industrias cogeneradoras”, señala el director general de ACOGEN, Javier Rodríguez.

Las expectativas son altas, porque “Álvaro Nadal viene de la oficina económica de La Moncloa, y antes de Economía del PP, y con esos antecedentes demuestra que tiene una experiencia demostrada como gestor, aunque habrá que esperar a ver cómo actúa”.

De lo que está convencido es que “está capacitado para enfrentarse a un nuevo ciclo en la política energética donde debe poner de acuerdo a todos los sectores, manteniendo la estabilidad presupuestaria y trabajando por una política de cambio climático”.

Mientas que las asociaciones empresariales no pierde la esperanza ante el nuevo ministro, el presidente de la Fundación RenovablesDomingo Beltrán, señala que “como es el gemelo de Alberto Nadal podría significar más de lo mismo, al que no se le quería en el sector de las renovables, estaba asociado a la imagen de Soria y era muy inoportuno en sus declaraciones”.

Más aún, para Beltrán lo importante no es el nombre del ministro, “porque para Rajoy lo que se ha hecho en la pasada Legislatura está muy bien y no quiere tocar el modelo”, por lo que la única esperanza “es que se legisle desde el Congreso, donde hay muchos diputados de Podemos, del PSOE y de Ciudadanos que se lo trabajan todos los días, no como los del PP, que están acostumbrados a no hacer nada, porque han gozado de mayoría y sin leer nada, han aprobado lo que quería su cúpula”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

veinte + Once =