Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

2016 no será recordado como el año de las renovables. Ese fue el 2015. El año pasado se ha quedado bastante por detrás. Las inversiones en energías renovables en todo el mundo han caído un 18% respecto a 2015. En total, se han invertido 287.500 millones de dólares, es decir, 62.000 millones menos que la cifra récord de 2015 cuando se invirtieron 349.000 millones, según el último informe de Bloomberg New Energy Finance (BNEF).

El retroceso de la inversión mundial en 2016 refleja en buena parte las fuertes caídas en los precios de los equipos, en particular en la energía solar fotovoltaica. Sin embargo, también hubo un marcado enfriamiento en dos mercados clave, China y Japón.

La inversión en energía limpia en China en el año 2016 fue de 87.800 millones, un 26% menos que el nivel más alto de 119.000 millones alcanzado en 2015, mientras que la cifra correspondiente a Japón fue de 22.800 millones, un 43% menos que un año antes.

Justin Wu, director de Asia para BNEF, asegura que “después de años de inversión récord impulsado por algunas de las feed-in-tariff más generosas del mundo, China y Japón están reduciendo su inversión en la construcción de nuevos proyectos a gran escala y se dedican más a digerir la capacidad que ya han puesto en marcha”.

La energía eólica marina ha sido de lo poco que se salva de este 2016. Los compromisos de gasto de capital de esta tecnología alcanzaron los 29.900 millones en 2016, un aumento del 40% respecto al año anterior, ya que los desarrolladores se aprovecharon de la mejora de la economía, como resultado de unas turbinas más grandes y mejores conocimientos para la construcción.

Este récord de inversiones en eólica marina del año pasado incluyó el visto bueno para el mayor proyecto, el parque eólico offshore Hornsea de 1,2 GW de Dong Energy frente a las costas del Reino Unido, a un costo de 5.700 millones. Además de otros 14 parques de más de 100 MW, por un valor de entre 391 millones y 3.900 millones de dólares en aguas británicas, alemanas, belgas, danesas y chinas.

Jon Moore, director ejecutivo de BNEF, comenta que “el registro de la energía eólica marina del año pasado muestra que esta tecnología ha hecho grandes progresos en términos de coste-eficiencia, y para demostrar su fiabilidad y rendimiento. Europa registró 25.800 millones de la inversión eólica en alta mar, pero también 4.100 millones fueron a parar a China, y los nuevos mercados se preparan en América del Norte y Taiwán”.

A pesar de que la inversión global en energía limpia se redujo en el año 2016, la capacidad total instalada ha aumentado. Las estimaciones de BNEF son: se añadieron 70 GW de solar el año pasado, frente a los 56 GW en 2015. Además, en eólica se instalaron 56.5 GW, algo por debajo de los 63 GW de cifra récord en un año, pero se trata de la segunda cifra más alta.

Por regiones

La inversión en energía limpia en EEUU cayó un 7% hasta 58.600 millones de dólares, ya que los desarrolladores perdieron tiempo para progresar en sus proyectos eólicos y solares tras la ampliación de los créditos fiscales que se dejó para diciembre de 2015. Canadá se redujo en un 46% hasta los 2.400 millones.

La inversión en toda la región de Asia y el Pacífico, incluyendo India y China cayó un 26% hasta 135.000 millones de dólares, casi la mitad de toda la inversión mundial. India fue casi al nivel de 2015, hasta 9.600 millones, con varias plantas solares fotovoltaicas de tamaño considerable.

Sin embargo, Europa consiguió aumentar sus inversiones un 3% hasta 70.900 millones de dólares, ayudado por la eólica en alta mar. El Reino Unido lideró el mercado europeo por tercer año consecutivo, con una inversión de 25.900 millones, un 2% más que en 2015, mientras que Alemania fue segundo con 15.200 millones de inversión, un 16% menos que un año antes.

Francia recibió 3.600 millones, un 5% menos, pero otros países como Bélgica (3.000 millones) lograron un aumento del 179%. Dinamarca fue un 102% superior hasta 2.700 millones, Suecia también subió un 85% hasta 2.000 millones e Italia incrementó sus inversiones un 11% hasta 2.300 millones. A España ni se espera que salga en un informe así.

En cuanto a los países en desarrollo, la cosa fue bastante mal. La inversión en Sudáfrica cayó un 76% a 914 millones, mientras que en Chile se redujo en un 80% a 821 millones, México cayó un 59% hasta 1.000 millones y Uruguay también a la baja un 74% a 429 millones. Brasil bajó un 5% hasta 5.600 millones de dólares.

Por tecnologías

La categoría más importante de la inversión en energía limpia en 2016 fue, como de costumbre las finanzas, los activos de proyectos de energía renovable a escala comercial.

Esto totalizaron más de 187.000 millones de dólares el año pasado, un 21% menos que en 2015. Las siete operaciones de mayor financiamiento se produjeron todas en eólica offshore en Europa.

Entre otras categorías de inversión, cabe destacar la caída de los proyectos de pequeña escala de menos de 1 MW – incluyendo los fotovoltaicos de los tejados-  que atrajeron un 28% menos de inversión que el año anterior, hasta 39.800 millones. La mayor parte de esta disminución refleja la caída de los costes de los sistemas solares y no tanto una ralentización del interés de los compradores.

Tomando todas las tecnologías en cuenta, la solar fue el sector líder, una vez más, tras alcanzar inversiones por 116.000 millones, pero esto fue un 32% inferior a los niveles de 2015, debido en gran parte al menor coste por MW.

En eólica se invirtieron 110.300 millones, un 11% menos, mientras que las tecnologías inteligentes de energía atrajeron 41.600 millones, un 29% menos que en 2015. Por su parte, la biomasa fue más o menos en el nivel de 2015 hasta los 6.700 millones, y los biocombustibles aseguraron inversiones por sólo 2.200 millones, un 37% menos.

Las pequeñas centrales hidroeléctricas mostraron también una caída del 1% en la inversión hasta los 3.400 millones de dólares, mientras que los servicios de bajo carbono atrajeron 4.300 millones, un 5% más, la geotérmica aumentó un 17% hasta 2.700 millones, y la energía de las mareas, 194 millones, un 7% más que en 2015.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. El titular es incorrecto. seria asi: LA ENERGIA RENOVABLE ES MAS VARATA DE INSTALAR EN EL 2016. Segun los datos que manegais no pincho nada, aunque bajo un poco la eolica subio bastante la solar. Para mi no es una noticia mala, todo lo contrario si bajan los precios mas instalcións se instalaran con menos costo.

    Creo que el titulo de esta noticia es INCORRECTO.

Dejar respuesta

1 × cuatro =