Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las grandes eléctricas españolas ganaron 5.463 millones de euros en 2016, un 9% más que los 5.009 millones de 2015, un porcentaje lastrado por Gas Natural Fenosa cuyo beneficio neto cayó un 10% condicionado por el menor precio de las materias primas energéticas.

De las grandes eléctricas destaca el buen comportamiento de Endesa, que ha superado holgadamente al resto en cuanto a comportamiento entre los dos últimos años.

Iberdrola, la segunda eléctrica europea por capitalización bursátil, ha elevado su beneficio neto un 11,7%, hasta 2.705 millones de euros, gracias a su negocio en EEUU, Gas Natural Fenosa, 1.347 millones de euros, un 10% menos que en 2015 pero cumpliendo con su compromiso; mientras que Endesa se ha colocado en el número uno del podium al tener el mayor crecimiento de las tres, gracias a un incremento del 30% de su beneficio respecto a 2015, hasta los 1.411 millones de euros.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha calificado de “excelentes” los resultados del año gracias a la contención de costes, una decisión que ha permitido superar el mal momento que vive el mercado y con una caída de los ingresos del 7%, hasta los 18.979 millones. El resultado operativo bruto (ebitda) aumentó un 13%, hasta los 3.432 millones.

Al explicar el incremento del Ebitda, la compañía alude a factores como un aumento del 13% en el margen bruto del negocio liberalizado, así como la estabilidad en el negocio regulado, que representó el 63% del beneficio bruto de explotación.

En cuanto a Iberdrola, el Ebitda del grupo ascendió a 7.807,7 millones, un 5,5% más que en 2015, aunque el incremento fue del 8,2% si no se tiene en cuenta el efecto del tipo de cambio; mientras que los ingresos se redujeron un 7%, hasta los 29.215,4 millones.

La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán ha destacado la positiva evolución de su negocio en Estados Unidos, cuya contribución al resultado aumentó un 53%, para mejorar sus resultados, así como la mejora operativa y del resultado financiero, y las menores provisiones por el cierre de la central térmica de carbón de Logannet (Escocia).

Por su parte, la multinacional energética Gas Natural Fenosa rebajó su beneficio bruto de explotación o Ebitda, hasta los 4.970 millones de euros, un 5,6% menos que en 2015, una vez completada la venta del negocio del gas licuado del petróleo en Chile. España aportó el 55,5% del Ebitda, mientras que el 44,5% restante correspondió a actividades internacionales.

Además, la disminución del precio de las materias primas energéticas respecto a 2015 ha sido una de las causas de que haya cerrado 2016 con una cifra de negocios de 23.184 millones de euros, lo que supone un 10,9% menos.

A las cifras Gas Natural, hay que añadir la situación, en Colombia, de la filial de distribución eléctrica Electricaribe, que sigue intervenida, por lo que al no disponer del control de la compañía, Gas Natural la ha desconsolidado de su balance y ha dado de baja sus activos, pasivos y participaciones no dominantes por importe de 475 millones de euros.

En cuanto al nivel de deuda de las grandes eléctricas, la financiera neta de Endesa se situó en 4.323 millones, lo que supone una reducción de 1.097 millones con respecto a un año antes. En Iberdrola, ascendió a 28.067 millones de euros frente a los 25.619 millones de cierre de 2014 por la compra de UIL. Y en Gas Natural Fenosa, la deuda financiera neta era de 15.648 millones de euros al cierre del año frente a los 16.942 millones del cierre de 2014.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × uno =