Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Representantes de las 27 naciones integrantes de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) se han reunido en la capital ecuatoriana en busca de mecanismos para reforzar la integración energética, a fin de robustecer la economía regional.

Con un denominador común basado en la búsqueda de un impulso energético regional respetuoso con el medio ambiente y encaminado al desarrollo sostenible, los países reunidos abordaron también aspectos como la lucha contra la desigualdad en el acceso a la energía.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), actualmente el 97 por ciento de los habitantes de América Latina y el Caribe tiene acceso a electricidad, “uno de los mayores avances a nivel global”. Pero todavía afronta carencias el 3% restante, que representa unos 23 millones de personas de países como Haití, Honduras, Perú, México, Colombia, Brasil, Guatemala y Bolivia, detalló.

En la cita, por ello, se exponen proyectos emprendidos en soberanía energética, complementariedad regional, planes de integración energética, responsabilidad social y medio ambiente.

En una conferencia ante los representantes de la Olade, el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, aseguró que las ventajas competitivas de la región tienen que alinearse para potenciar las oportunidades de crecimiento y desarrollo de sus habitantes.

“En un escenario internacional competitivo, de constante evolución, solo la integración energética nos permitirá robustecer nuestras economías a largo plazo”, dijo Glas, quien considera que el calentamiento global presenta profundos desafíos, lo que “hace más urgente” la integración energética para la región donde cada país tiene sus fortalezas y distintas fuentes energéticas.

Glas señaló que Latinoamérica se debe plantear un desafío mayor en la integración energética que consiste en privilegiar el despacho de energía no por aspectos económicos, sino ambientales. “Primero la energía renovable, la que no contamina y luego otro tipo de energías”, subrayó, al recalcar que la integración energética debe ser un medio y no un fin para Latinoamérica.

Los países de la región deben convertirse en aliados estratégicos, “jamás en competidores” pues la coyuntura internacional ha demostrado que no se puede depender eternamente de las materias primas, dijo, y apuntó que el combate a la desigualdad “solamente es posible por el cambio radical” de los sistemas productivos.

En la cita, en la que la región busca perfilar una alianza estratégica para desarrollar su energía sustentable, el vicepresidente de Ecuador indicó que para cambiar las formas de producción se requiere una clara agenda energética regional.

Consideró que América Latina no puede seguir siendo solo productora de materia prima, y quizá como consecuencia de ello, ser la región más desigual del planeta, dijo al apuntar que se debe llevar a las naciones a la economía del conocimiento.

El secretario ejecutivo de Olade, Fernando César Ferreira, destacó que en el evento, se habló del desarrollo sostenible e insistió en la importancia de profundizar la integración para, entre otras cosas, tener la capacidad de afrontar dificultades internacionales como la caída de los precios del petróleo.

Destacó que “todos, absolutamente todos los países de América Latina y El Caribe están haciendo alguna cosa en términos de energías renovables” pero subrayó que se debe afrontar el hecho de que aún hay millones de habitantes de la región que no tienen acceso a la energía eléctrica.

Según el ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, José Icaza, el encuentro de Quito, que se realizó en paralelo a la V Reunión de Ministros de Energía de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, marcará pautas para el desarrollo sostenible, la integración y el acceso a la energía en los países, a través del intercambio de conocimientos especializados.

“Hoy el mundo nos mira porque somos un ejemplo de unión y desarrollo al demostrar formas inteligentes de administrar los recursos y nuestra capacidad de emprender nuevos desafíos con una visión global basada en nuestra propia realidad”, comentó. Icaza pidió a los representantes de la Olade dar los pasos necesarios para profundizar la integración energética con responsabilidad social y ambiental.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

13 + siete =