Los electrodomésticos se llevan el 60% del consumo eléctrico del hogar: ¿Cómo ahorrar en cada uno de ellos?

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Desde el frigorífico, el electrodoméstico más “gastón”, hasta otros menos derrochadores como los exprimidores, la radio, etc. Estos equipos son los responsables de cerca del 60% del consumo de energía eléctrica en el hogar. Y lo peor, muy pocos consumidores saben en qué se va la factura de la luz y cómo adoptar medidas eficientes para ahorrar.

Por este motivo, “el primer consejo para ayudarnos a reducir la factura de la luz, afirma José González Payno, director general de Aldro Energía, consiste en conocer el gasto de cada uno de ellos, para ser capaces de priorizar su uso”.

Si una vivienda tipo consume, de media, 1.000 euros al año en luz, los electrodoméstico se llevan un gasto de casi 600 euros

El frigorífico: el más “gastón” de la casa

La nevera puede llegar a consumir hasta el 30% del recibo de la luz de un hogar. La razón es que es el único aparato que no se suele apagar nunca. Además de no abrirlo innecesariamente (y obligarle así a regular constantemente su temperatura), un frigo de clase A*** puede consumir hasta un 80% menos de energía de uno de clase D, lo que significa unos 1.000 euros de ahorro a lo largo de toda su vida útil.

El televisor a la zaga, y un gran culpable del consumo fantasma:

El televisor puede llegar a consumir hasta el 12% del recibo de la luz de un hogar. Y no solo eso. Además, es uno de los grandes responsables del consumo Stand By. El “consumo fantasma” de una televisión gasta tanta energía como un ordenador funcionando a pleno rendimiento.

La lavadora supone otro 12% del gasto:

Hasta hace poco, la lavadora era casi el mayor consumidor en este ranking del consumo doméstico. Sin embargo, la nueva generación de lavadoras que se han ido generalizando en el mercado, mucho más eficientes, han logrado mantener el consumo en el 12%, una cifra que podría ser menor tirando de lavados en frio o de programas más cortos, y por supuesto, tratando de poner siempre la lavadora llena.

El horno, responsable de un 8% más de gasto.

La energía que requiere elevar la temperatura supone que este aparato sea el responsable de un 8% del consumo de nuestro recibo energético. Una cifra cercana al 7,5% que genera un ordenador de mesa, un portátil, el lavavajillas, y otros equipos domésticos como la secadora, el microondas, las campanas extractora o las placas vitrocerámicas. “Nuestra recomendación, afirma el experto de Aldro Energía, es no abrir el horno mientras esté encendido, pues esto hace perder al menos un 20% de la energía acumulada en su interior y cocinar de una vez el mayor número de alimentos”.

“Poco a poco, insiste José González Payno, director general de la compañía, cada aparato doméstico tiene su impacto en el recibo de la luz. Sin embargo, con unas sencillas costumbres, sería más fácil ajustar este gasto mensual”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × cinco =