Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La asociación europea de energía solar Solarpower Europe ha publicado el informe “PV Financing”, que ofrece una serie de recomendaciones para el futuro desarrollo de la energía solar en la Unión Europea. Las recomendaciones están destinadas a mejorar la revisión de la Directiva de de Energía Renovable de la UE, que será incluida en el llamado paquete de invierno, cuya versión preliminar fue presentada por la Comisión Europea a finales de 2016. El paquete proporciona el futuro diseño del mercado de la energía de la UE y un conjunto de principios para la transición hacia una economía de energía limpia tanto en la UE como a nivel nacional.

La asociación dijo que la prioridad número uno para el futuro de la energía solar en la UE es la definición de nuevos mecanismos de financiación, especialmente para proyectos de energía fotovoltaica respaldados por préstamos a largo plazo. Solarpower Europe sugiere que es imprescindible un nuevo instrumento financiero a nivel de la UE para reducir el coste financiero, que normalmente representa alrededor de un tercio de los costes nivelados de la electricidad (LCOE) para la energía solar. La organización, de hecho, afirma que el costo de capital para proyectos de energía fotovoltaica en toda la UE puede variar considerablemente de un país a otro.

Este problema podría resolverse, según Solarpower Europe, mediante la adopción del Fondo para la reducción de costos de energía renovable de la UE propuesto por el think tank alemán Agora Energiewende. Si se implementa, esta propuesta le asignaría un papel importante al Banco Europeo de Inversiones (BEI), que copia los sistemas de apoyo nacionales específicos. Los acuerdos bilaterales entre el BEI y los estados miembros ofrecerían a los desarrolladores la garantía de que el banco pagaría el subsidio prometido, si un Estado miembro no puede realizar el pago. Si esto llegara a suceder, sin embargo, el BEI tendría derecho a reclamar la suma no pagada por el estado miembro.

“El contrato entre el BEI y el Estado miembro”, añade el informe de la asociación, “cubriría también aspectos no financieros del marco regulatorio para las energías renovables en ese país, es decir, la concesión de los permisos y conexiones de la red, y podría constituir un volumen máximo de proyectos en MW que estaría cubierto por el mecanismo a fin de limitar la máxima responsabilidad”.

El informe también ofrece recomendaciones sobre cómo evitar las políticas retroactivas, los ingresos de la red, y sobre cómo asegurar que la energía solar no esté sujeto a restriccines injustas. Por otra parte, el informe sugiere acciones sobre cómo promover el autoconsumo y la medición neta, para fomentar las APP y el modelo de mini-eléctrica.

“El panorama de la política energética es muy positivo para la energía solar a nivel de la UE gracias a la publicación del paquete Energía Limpia para Todos los Europeos. A mediados de 2018 debería esclarecerse el  marco regulatorio a nivel de la UE para los próximos diez años más o menos, y esperamos que algunas de las barreras apuntadas hayan sido eliminadas. Esto debería ayudar a dar forma a un marco positivo para la energía solar a nivel nacional “, concluyó Solarpower Europe en su informe.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

11 + seis =