Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un total de 14 generadores de electricidad que prefirieron mantener el viejo esquema anterior a la reforma energética han cambiado de opinión y ahora han migrado al nuevo esquema, tras ver que el andamiaje constitucional del sector eléctrico está prácticamente listo, ha anunciado Marcelino Madrigal, comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“Sorprendentemente, la industria está reaccionando. Ya hay 14 generadores del régimen anterior a la reforma que están migrando al nuevo régimen al ver las ventajas del nuevo mercado y son ya casi 300 megavatios (MW) y otros 700 en camino, o sea que muy pronto podríamos tener 1.000 MW que deciden abandonar el viejo régimen”, declaró.

Inicialmente hubo resistencia al cambio, aceptó Madrigal, pero ahora los generadores que trabajaron bajo el esquema de autoabastecimiento o pequeños productores antes de la reforma están viendo nuevas oportunidades.

En una mesa de discusión organizada por El Financiero Bloomberg, el presidente de la CRE añadió que fue un trabajo de regulación intenso en el que se publicaron 38 reglamentos que están dando buenos resultados. “Creo que esa señal de poner regulaciones que sean entendibles, que sean predecibles es fundamental”,  afirmó.

César Hernández, subsecretario de electricidad de la Secretaría de Energía explicó que el nuevo modelo es mucho más flexible y permite mayores opciones de negocio a los operadores, razones que los impulsan a cambiarse. “Algunos del viejo modelo se están pasando al nuevo porque les permite nuevas formas de hacer negocio, ser más eficientes para sus clientes, poder hacer más negocios a su medida”, declaró.

En la misma mesa, Hernández señaló que uno de los puntos más importantes es la certeza jurídica y que no se piense que con un nuevo Gobierno se podría echar para atrás la reforma. “Nadie se regresa a la carretera a caballo cuando ya se tiene el coche eléctrico”, afirmó.

Prueba de ellos son los casi 6.600 millones de dólares que están comprometidos como consecuencia de las subastas de largo plazo, argumentó.

“Es muy importante la continuidad y por eso es clave que los inversores se crean el modelo, algo que ya estamos viendo con inversiones comprometidas con cartas de crédito por 2.600 millones en la primera subasta y en la segunda por 4.000 millones de todo el mundo, son inversores de todo el mundo que creen que esto va a continuar”, señaló Hernández.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Once − seis =