Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La inquietud se extiende entre los trabajadores de Gamesa. El nombramiento del alemán Markus Tacke como consejero delegado y primer ejecutivo de la recién fusionada Siemens Gamesa Renewable Energy, sustituyendo a Ignacio Martín San Vicente, ex presidente de Gamesa, ha generado alarma y los rumores corren como la pólvora, creando preocupación en la plantilla sobre una posible reestructuración.

Además tampoco tranquiliza la representación española en la cúpula directiva de la nueva compañía, aunque haya cuatro españoles de Gamesa, Xabier Etxeberria y David Mesonero, director de la Unidad de Negocio Onshore y director de Desarrollo Corporativo respectivamente, además de Félix Zarza, director de Auditoría Interna y José Antonio Cortajarena, director General Corporativo y Secretario General.

Y por si fuera poco, el periódico El Correo publicaba ayer, miércoles, 10 de mayo, que “será precisamente en el área de Onshore donde se producirá un mayor ajuste en los recursos, ya que es donde se encuentran las principales duplicidades tras la integración de la división eólica de Gamesa y Siemens. Los cambios no terminan aquí, ya que se espera que en las próximas semanas se designe también un nuevo responsable de Recursos Humanos”.

“En el modelo inicial la fusión entre Gamesa y Siemens era un equilibrio de fuerzas, un 50-50, pero finalmente con el 60% de las acciones de la nueva compañía en manos de la alemana, el control y las condiciones son las que imponga Siemens” señalan fuentes conocedoras, “en España van a decidir en O&M, en fabricación, porque sus máquinas compiten con las españolas y no tiene sentido mantener dos equipos de ingenieros diferentes, con el sobrecoste que supone, en mantenimiento, lo que afecta a la renacionalizada 9REN, y a su filial offshore Adwen, por lo que se habla ya de reestructuración dura en Europa y muy dura en España”. Y más aún cuando ya os contábamos que la gran apuesta de la nueva Siemens Gamesa será el negocio de la eólica marina.

“Este proyecto se nos había vendido como que Ignacio Martin iba a estar un periodo de 2-4 años, el periodo de transición previsto, pero de golpe y porrazo se hace efectiva la absorción”, explican fuentes sindicales de UGT, “además se rumorea (y ‘cuando el río suena, agua lleva’) que los ajustes podrían ser en onshore, algo que no nos esperábamos porque ya se hizo en su momento la reestructuración de plantilla y está bastante ajustada”. Sin embargo, “el principal problema es la cadena de componentes de Gamesa, que ahora está duplicada, y la filial en eólica marina Adwen, del que nos dijo Siemens, en la última reunión del 24 de abril, que no tiene ningún interés en quedársela”.

UGT ha anunciado a El Periódico de la Energía que va a pedir de inmediato una reunión con la dirección para que aclare la situación actual y el futuro de los trabajadores de Gamesa. “Xabier Etxebarria nos aseguró hasta en dos reuniones que podría haber pequeños ajustes pero no despidos ni reestructuración”, añaden las fuentes sindicales, “pero no cabe duda de que el centro de gravedad se ha movido a Alemania, no solo del los directivos sino también del Consejo de Administración”.

El sindicato ELA también ha señalado en una nota de prensa que Siemens ha consumado “su control” de la compañía vasca Gamesa con el nombramiento del nuevo consejero delegado del grupo fusionado, con lo que “se ha constatado que la compra de Gamesa por parte de Siemens es una absorción y no una fusión”.

“Ignacio Martin se ha ido de Gamesa tal y como anunció en su momento, cuando terminara el periodo de transición mientras se nombraba el nuevo equipo directivo”, señalan fuentes de Gamesa, “y así ha sido, ahora queda un periodo de 18-22 meses de integración de ambas compañías, el tiempo necesario para alinear las divisiones y que se compaginen”. En cualquier caso, han negado “rotundamente” que se haya anunciado ninguna reestructuración y “no está previsto” por el momento.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

9 + Trece =