Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

‘Lo verde, vende’. Esta frase tan conocida ha llegado hasta las puertas del Ayuntamiento de Manuela Carmena, porque eso ha parecido la presentación de su Plan por un “Madrid 100% Sostenible”.

Una iniciativa muy positiva, que nace de la movilización ciudadana, de plataformas sociales que luchan por una ciudad más limpia, más eficiente y con menos contaminación, por solucionar un problema que ya está sufriendo Madrid, pero que resulta difícil saber cómo se va a llevar a cabo.

Hace más de año y medio que el Ayuntamiento de la capital puso en marcha un sistema para llevar propuestas ciudadanas hasta el gobierno municipal. Era la web DecideMadrid.es, donde cualquier persona podía presentar una idea que podría salir adelante si contaba con el apoyo de miles de madrileños. Y de entre ellas, triunfó la de Madrid 100% Sostenible, impulsada por la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético y por la Alianza por el Clima.

Ahora, aquellos catorce puntos, entre los que se incluían acciones como el fomento de la cultura energética en todos los ámbitos de la ciudad, la implantación de acciones de eficiencia energética en las instalaciones municipales para evitar los derroches de energía, así como de movilidad sostenible o en la lucha contra la pobreza energética, se han materializado en más de 100 acciones.

Para hacerlos realidad, Pablo Soto, el concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto en el Ayuntamiento de Madrid, ha señalado durante la presentación del Plan, que “no hay que hacer ajustes presupuestarios” para hacer frente a la incorporación de esas medidas, es decir, que no tendrá coste alguno para las arcas municipales, y además, no tiene fechas ni calendario porque “dependerá de cuando esté disponible la tecnología que permita incorporar esas medidas a la ciudad”, ha señalado.

Se refiere el concejal, por ejemplo, al punto 10, referido a diseñar un plan para sustituir paulatinamente por vehículos eléctricos el transporte público y los vehículos oficiales. En él se propone “implantar una línea de autobuses eléctricos recargados en vía pública por sistema inductivo”, pero no se ha podido poner fecha a esta actuación porque “primero tiene que estar la tecnología desarrollada y no se sabe cuándo será”. Sin embargo, el Ayuntamiento espera que en 2025 todos los autobuses de nueva adquisición sean eléctricos.

Presentación del Plan Madrid 100% Sostenible por Pablo Soto.
Presentación del Plan Madrid 100% Sostenible por Pablo Soto.

Las dudas surgen en otras acciones como la promoción del taxi ecológico o los incentivos para sustituirlos a vehículos de bajas emisiones, la red de recarga para vehículos eléctricos y suministro de combustibles alternativos o la ampliación de la red ciclista mediante carriles bici segregados, ciclo carriles y carriles bus bici, entre otros.

Pero también cabe preguntarse de dónde saldrá el dinero para subvencionar obras de accesibilidad, como ascensores, rampas, etc, obras de eficiencia energética, como el aislamiento de fachadas, cubiertas, ventanas, etc, o el modo de reparar elementos deteriorados de las viviendas de hogares vulnerables a la pobreza energética.

“Se han evaluado los costes previsibles pero lo que se ha hecho es reconducir el programa que aprobó el Gobierno municipal para ajustarse a las nuevas medidas, además estas acciones significarán grandes ahorros que se destinarán a costear otras”, ha explicado Soto.

Aún así, surgen las dudas por la falta de calendario y por no haber previsto una dotación económica determinada, lo que puede llevar a pensar que muchas de estas medidas se convertirán en un brindis al sol o aún mejor, una exitosa campaña de marketing.

También se incluyen otras actuaciones más realistas, como la implantación de medidas de eficiencia energética en las instalaciones municipales, (los ahorros conseguidos por el cambio de hábitos se reinvertirán, en parte o en su totalidad, en nuevas medidas de eficiencia energética); extender el programa 50/50, el programa educativo de eficiencia energética para centros escolares, con el que se devolverá el 50% del ahorro conseguido a la escuela y la otra mitad se destinará a nuevas medidas de ahorro en el mismo centro; la creación de un grupo técnico, público y abierto a expertos para incorporar los avances tecnológicos en movilidad eléctrica al parque municipal de vehículos; la creación de un espacio de participación ciudadana, y con los autores de la propuesta para planificar la hoja de ruta del Plan de Residuos municipal; o el fomento de campañas de sensibilización y formación de la cultura energética, entre otros.

En cualquier caso, los movimientos sociales que han protagonizado el impulso de estas medidas ven este plan como algo muy positivo para la ciudad de Madrid y como ejemplo para otras ciudades españolas. “En el gravísimo contexto de cambio climático que vivimos, una de las ciudades que más tiene que luchar contra la contaminación ambiental está moviéndose”, señala Cote Romero, portavoz de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, “además este plan significa que la política ya no es un cheque en blanco que dan los ciudadanos cada cuatro años, la participación ciudadana es cada vez más importante y lo seguirá siendo más aún en el futuro”.

Acceso al documento: INFORME TÉCNICO SOBRE LA PROPUESTA “MADRID 100% SOSTENIBLE”

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dos × tres =