Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Gobierno alemán y las eléctricas con centrales atómicas en el país han firmado un contrato para repartir costes del “apagón nuclear”, previsto para 2022, por el que el Estado se responsabiliza de los cementerios de residuos radiactivos y las empresas pagarán cerca de 24.000 millones de euros.

El acuerdo, hecho público en un comunicado del Ministerio de Economía, pone fin a una multimillonaria disputa de años para un proceso sin precedentes, después de que Berlín acordara el cierre progresivo de todas la centrales tras la tragedia de Fukushima.

Según el ministerio, las eléctricas seguirán asumiendo los gastos relativos al “desmantelamiento” de las centrales atómicas y el “empaquetado” y “transporte de la basura radiactiva hasta los cementerios nucleares.

El Gobierno alemán pagará a partir de ahora el coste de acondicionar y mantener los depósitos de residuos atómicos temporales y permanentes.

Para eximirse de cualquier responsabilidad futura, las eléctricas con centrales energéticas deberán abonar para el 1 de julio cerca de 24.000 millones de euros en efectivo al Fondo para la financiación de la eliminación de residuos nucleares, de nueva creación.

Las cinco empresas firmantes son las cuatro mayores eléctricas del país (E.ON, Vattenfall, RWE y EnBW) y Stadtwerke München, la empresa pública de Múnich para la gestión del agua, electricidad y residuos en una central nuclear.

El Ministerio de Economía celebró que se haya alcanzado, tanto para el Gobierno como para las eléctricas, una “seguridad jurídica a largo plazo” y que se haya cerrado un largo proceso entre ambas partes. “Con este acuerdo se cerrarán múltiples disputas judiciales entre las eléctricas y el Estado en relación con la basura radiactiva y el apagón nuclear”, asegura el comunicado.

El acuerdo es similar a la propuesta que presentó el año pasado una comisión independiente convocada por el Gobierno alemán para dilucidar esta cuestión, uno de los grandes escollos del “apagón nuclear”. Entonces las grandes eléctricas criticaron la propuestas por las cifras que manejaban y que ahora han suscrito sin variaciones.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

17 − 2 =