México retrasa los planes de salvación de Abengoa

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Abengoa ha solicitado una dispensa a sus acreedores, hasta el próximo 28 de febrero, para modificar el mecanismo de desembolso de la financiación de ‘dinero nuevo’ que recibirá con el fin de completar el cierre de su operación de reestructuración, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo de ingeniería y energías renovables destacó que esta propuesta de adaptación se debe a la situación en México, donde su filial entró en concurso de acreedores, y tiene como fin “acelerar la finalización de la reestructuración y comenzar a implementar el plan de viabilidad lo antes posible”.

Así, Abengoa indicó que ha desarrollado una propuesta de adaptación del mecanismo de desembolso de la financiación del ‘dinero nuevo’ previsto en el acuerdo de reestructuración, “manteniendo no obstante la estructura inicial de la operación”.

Fuentes conocedoras del proceso indicaron a Europa Press que estas modificaciones a realizar en el desembolso de la financiación de ‘dinero nuevo’ “no son sustanciales” y que este proceso supone un “paso más para culminar la operación” de reestructuración.

No obstante, la propuesta requerirá ciertas modificaciones y, para ello, se dará a los acreedores participantes de plazo hasta el próximo 28 de febrero, a las 5.00 horas de Londres, para aprobar o no aprobar las modificaciones.

El pasado 8 de noviembre, el acuerdo de reestructuración de Abengoa recibió la homologación del juez, permitiendo así a la compañía esquivar la amenaza del que hubiera sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España.

‘DINERO NUEVO’.

Según el acuerdo de rescate con sus bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, el grupo recibiría una inyección de ‘dinero nuevo’ de casi 655 millones de euros.

El importe total del ‘dinero nuevo’ que se acordó prestar al grupo asciende a 1.169,6 millones de euros, aunque esta cantidad incluye los importes refinanciados de los préstamos recibidos por el grupo en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016 –unos 515 millones de euros–.

Además, se incluían 307 millones de euros de nuevas líneas de avales, y las entidades financiadoras que lo aporten tendrán derecho a recibir un 5% del nuevo capital social de Abengoa. De esta cantidad, unos 50 millones serán para pujar por nuevos proyectos y el resto para avanzar en los que ya se encuentran en marcha.

El acuerdo suponía para los acreedores aceptar una quita del 97%, manteniéndose el 3% restante con vencimiento a 10 años, sin devengo anual de intereses y sin posibilidad de capitalización.

El reparto del capital de la nueva Abengoa será de en torno al 50% para los bonistas y ‘hedge funds’ y aproximadamente un 40% para la banca acreedora. Además, otro 5% quedará en manos de los avalistas.

El comité de bancos que participaron en las negociaciones para la reestructuración estuvo compuesto por Bankia, Banco Popular, Banco Santander, Caixabank y Credit Agricole, mientras que el grupo de inversores de nuevo dinero estuvo integrado por Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Partners, The D.E. Shaw Group, Elliott Management, Oaktree y Värde.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

14 + 9 =