Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El anuncio del Gobierno de México de una subida del precio de la gasolina en enero y el desabastecimiento en varios estados se ha traducido en un creciente descontento de la población, que se ha manifestado ya en algunos puntos del país y llama a boicotear el consumo de hidrocarburos.

Con varias pancartas que rezan “¡No al gasolinazo!”, decenas de personas se manifestaron este miércoles y jueves en Ciudad Victoria, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, contra el alza del precio de las gasolinas anunciada este martes por el Gobierno de México desde el 1 de enero.

La subida, que anticipa una gradual liberalización de precios que arrancará en marzo y culminará a finales de año, será de entre el 14% y el 20% según el tipo de combustible.

Las protestas son un reflejo del descontento ciudadano ante la medida del Gobierno, y un anticipo de lo que podría acontecer en los próximos días a juzgar por el rechazo e incomprensión de la decisión gubernamental.

Este aumento “me indigna muchísimo, porque al final del día todos usamos muchísimo los coches”, comentó a Efe Silvia Villanueva, una publicista de la Ciudad de México.

Su punto de vista es similar al de muchos ciudadanos de a pie, políticos y expertos, que estos días han usado las redes sociales para denunciar lo que consideran un agravio por ser México un país productor y exportador de petróleo.

El consejero del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Fernando Belaunzarán, apuntó que la medida es recaudatoria y servirá al oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) para fortalecer sus campañas electorales en regiones como el Estado de México, uno de sus bastiones y que pronto elegirá nuevo gobernador.

Además, varias convocatorias han inundado la red estos días llamando a manifestaciones y boicot.

Para el 1 de enero, se anunció una concentración en el monumento del Ángel de la Independencia, en pleno centro de la capital del país, a las 12.00 hora local (18.00 GMT), tal y como publicó en su cuenta de Twitter el periodista y empresario Pedro Ferriz de Con.

En una imagen que circula en redes se invitó también a tomar acciones contra este aumento de precios con un bloqueo de gasolineras para el 2 de enero.

“Sin armas y solo con tu vehículo”, para mostrar que la gasolina “más cara del mundo no es para un país miserable”, reza la convocatoria.

Por Whatsapp se aboga por no consumir gasolina en los primeros tres días del año en otra campaña ciudadana.

México además, ha sufrido estos días un grave problema de desabastecimiento de combustible en una decena de estados.

Petróleos Mexicanos (Pemex) atribuyó la crisis a una “toma clandestina” de combustible en uno de sus conductos clave, lo que obligó a paralizar la distribución temporalmente.

El subsecretario de Hidrocarburos del ministerio de Energía, Aldo Flores, señaló que el mal tiempo en el puerto de Tuxpan, en Veracruz dificultó la descarga de combustible, y reconoció que hay “especulación” y un aumento de compras previas al alza de precios.

Pero estas razones no han evitado que la crispación ciudadana vaya en aumento.

Ciudadanos de San Luis Potosí (centro-norte), que llegaron a hacer varias horas de cola estos días para surtirse de combustible compararon en declaraciones a Efe en el lugar la problemática con el fenómeno de Rubí y su sonada fiesta de quince años del lunes pasado.

A esta celebración, que calificaron de “distracción”, acudió el mismo gobernador del estado.

En tanto, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, salió hoy en defensa del aumento de precios de la gasolina, asegurando que se ajustan al mercado y que son inevitables.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

20 − 2 =