Nace la Alianza Mundial para Soluciones Eficientes, de la mano del equipo del Solar Impulse y la UE

0
Bertrand Picard y Maros Sefcovic en la presentación de la Alianza. FOTO: EFE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El nuevo proyecto del equipo que dirigió el primer vuelo de un avión solar alrededor del mundo, la Alianza Mundial para Soluciones Eficientes, será el socio de la Unión Europea (UE) para fomentar la labor de los innovadores europeos hacia un futuro más eficiente en el plano energético.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para la Unión Energética, Maros Sefcovic, y el impulsor y piloto del avión Solar Impulse, Bertrand Picard, presentaron este martes su colaboración para lograr, en palabras de este último, “mil soluciones eficientes que sean rentables para finales de 2018”.

“Europa necesita nuevos proyectos y puntos de vista para mantener a los ciudadanos conscientes, alerta, activos y liderando el camino a un futuro mejor”, sostuvo Picard en una rueda de prensa, tras inaugurar una exposición dedicada al Solar Impulse en la sede del Ejecutivo comunitario en Bruselas.

Sefcovic detalló que la cooperación con la Alianza Mundial para Soluciones Eficientes busca dar a los innovadores europeos “el apoyo necesario, la visibilidad y el estímulo que necesitan sus proyectos”.

En la práctica, señaló, la CE aportará la experiencia del Centro Común de Investigación (JRC, en sus siglas en inglés) y de la Dirección General de Investigación e Innovación, así como a sus expertos en energía limpia para asesorar sobre la validez de los proyectos.

Según Sefcovic, el Ejecutivo comunitario también puede ayudar en el ámbito financiero a través del programa de inversiones para Europa conocido como “Plan Juncker”, para “pasar estos proyectos de una etapa inicial a un proyecto real que puede usarse en el mercado”

El avión Solar Impulse finalizó su vuelta el mundo el 26 de julio de 2016, tras recorrer 43.041 kilómetros sin emplear una sola gota de combustibles fósiles y obteniendo todo su “alimento” de la energía solar.

El aparato -un prodigio técnico que pesa solo 2.300 kilogramos, gracias a los avances en la tecnología de materiales ligeros- salió de Abu Dabi el 9 de marzo de 2015 y recorrió ciudades en China, la India, Japón, Estados Unidos, España y Egipto antes de acabar su aventura de vuelta en la capital de Emiratos Árabes Unidos.

Para su piloto, sin embargo, el vuelo fue “tan solo un primer paso” y “una forma de demostrar que las energías limpias pueden lograr cosas increíbles”, y ahora debe convertirse en un proyecto “útil sobre el terreno”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × dos =