Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha dicho que las centrales nucleares son más rentables de lo que están diciendo algunas empresas propietarias, aunque “su obligación es decir que pierden”, y a ver si así se pueden bajar las tasas nucleares.

Nadal, durante un almuerzo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), respondía así al ser preguntado por las quejas de las compañías eléctricas sobre la falta de rentabilidad de su negocio por los altos impuestos que soportan.

Álvaro Nadal, que ha recordado que el ‘mix’ energético (la combinación de fuentes de energía que cubren el suministro del país) lo fijan el Gobierno y el Parlamento, y que, a partir de ahí, las empresas toman sus decisiones empresariales, ha señalado que, aunque esas empresas dicen que tienen pérdidas, luego reparten dividendos.

Ha indicado que él ha pedido las cuentas a esas compañías, pero “nunca me han venido con las cuentas bien hechas”, y ha asegurado que los resultados operativos de las centrales son positivos, aunque si las empresas incluyen amortizaciones y costes financieros, que, según Nadal, no deben meterse, pueden arrojar pérdidas.

“Todo esto es muy discutible”, ha añadido el ministro, que ha señalado, en alusión a Iberdrola, que “hay una empresa que habla de esta manera, pero otras no”.

Así, ha señalado que mientas unas han acortado la vida útil de sus plantas, otras han hecho lo contrario, extendiendo el tiempo de amortización de sus inversiones.

Por eso, ha dicho que “hay mucha ingeniera contable en estas historia” y que, aunque “todo el mundo tiene derecho a presionar la Gobierno”, ya que les gustaría cobrar mayores precios, “a mí lo que me preocupa es el recibo de la luz”.

Además, ha señalado que sería bueno hacer una revisión de los costes de sistemas, incluidas las instalaciones no replicables, aquellas que no se pueden poner en ningún otro sitio, como centrales hidráulicas o nucleares.

Ha explicado que en este tipo de explotaciones los propietarios tienen la ventaja de que nadie va a hacer su misma actividad en su emplazamiento, con lo que no tiene que disputarse el beneficio con nadie y es entero para el propietario.

Por eso, ha señalado que el Gobierno alcanzó un pacto con Ciudadanos para hacer un “análisis serio” para saber si las tecnologías no replicables están sobreretribuidas, si se cobra o no mucho por el canon hidráulico o por las tasas nucleares.

Ha dicho que sería bueno analizar las amortizaciones y los costes históricos de esas instalaciones, algo que a Ciudadanos le ha parecido correcto y ahora está a la espera de si otros grupos quieren participar.

Respeto a la regulación por ley que quiere hacer el Gobierno para poder intervenir en caso de necesidad en el ‘mix’ energético, la ha justificado en que “no es sensato que las centrales de producción queden a la pura discreción de decisiones empresariales”.

Ha señalado que el Grupo Socialista en el Congreso ya le ha dicho que no a esa posibilidad y que “otros no lo han terminado de decir”, pero que en todo caso el Gobierno hará esa normativa, aunque sea sin rango de ley, porque “hay que ordenar ese proceso”.

Nadal ha señalado que “la energía no es un bien normal de una economía de mercado”, sino un producto de primera necesidad, básico para la competitividad y la seguridad nacional, y es una cuestión estratégica.

Por eso, afirma que la energía “no es cuestión de mercado puro” y, aunque es bueno que haya gestión privada porque mejora la eficiencia, la política energética a quien corresponde es al Gobierno.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

seis + dos =