Nadal cree que Castor estuvo “probablemente muy sobredimensionado” y que “lo ideal” es desmantelarlo

0
Almacén de gas Castor.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El ministro de Industria, Energía y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha puesto en duda la necesidad del proyecto del almacén de gas Castor, frente a las costas de Vinaroz (Castellón), que se planificó en 2006 y se puso en funcionamiento en 2013 –“porque una vez construido había que cumplir el contrato”– pero, en su opinión, “estaba probablemente muy sobredimensionado para las necesidades gasísticas” de España y “nunca debió existir”.

Así se ha pronunciado el ministro en declaraciones a la cadena Cope recogidas a Europa Press tras conocer este miércoles el informe realizado durante 18 meses por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard y que ha concluido que los que los terremotos, de hasta 4,3 magnitud Richter, que se produjeron al final del verano de 2013 fueron causados por las inyecciones de gas en el silo.

Nadal ha recordado que cuando se fue a inyectar el gas, en unos días más tarde comenzaron seísmos en toda la zona, especialmente en el norte de Castellón y sur de Tarragona y ha admitido que “siempre hubo la pregunta de qué es lo que ocasionó los seísmos y si tenían que ver con Castor”.

El informe presentado este miércoles por dos de sus autores, junto al secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, concluye que los terremotos estuvieron directamente relacionados con las inyecciones de gas y que retomar las operaciones supondría un “elevado riesgo” de que se volvieran a producir seísmos y esta vez podrían ser incluso mayores, de hasta 6,8 de magnitud.

El ministro ha confirmado que “no hay ningún interés” en tener una instalación que no se podrá utilizar porque el riesgo de reutilización es “muy alto” en términos de sismología por la posibilidad de provocar terremotos. “Es evidente que un Gobierno que tiene que actuar con prudencia y que en su día tomó la decisión de dejar de inyectar gas, ahora mismo es obvio que no vamos a reutilizar la planta porque existen estos riesgos”, ha apostillado.

Por ello, “lo ideal en un futuro”, en su opinión, es poder desmantelarla porque “no tiene ningún sentido” una plataforma en medio del mar que “no sirve para nada” y “porque nunca debió existir”. Sin embargo, ha insistido en que se debe hacer “con mucho cuidado” porque el gas “puede producir también efectos”, de modo que hay que hacer estudios “adecuados” y “ver la mejor manera de hacerlo”.

En todo caso, ha asegurado que “hay tiempo” porque el informe concluye que la situación “ahora” es “de total estabilidad”.

Sobre los resultados del informe que el Gobierno, tras un Real Decreto Ley en 2014 solicitó a estas instituciones académicas por ser las mejores que “existen en el mundo sobre estas cuestiones” para conocer lo ocurrido, después de que dos instituciones españolas, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el Instituto Geológico Nacional (IGN) de cuyos técnicos ha dicho que “son muy buenos” y sus informes también, pero ha justificado que se recurriera a estas entidades estadounidenses por la metodología “única” que utilizan.

Nadal ha explicado que esta técnica integra la aproximación sismológica, la geológica y el análisis técnico de ingeniería y cuando se hicieron los análisis parciales (españoles), cada uno daba datos que “en algunos casos parecen contradictorios”. Con el nuevo estudio, ha afirmado que “elimina sustancialmente” estas contradicciones y tiene “mayor capacidad” de explicar lo que ha sucedido.

Por ello, ve “muy conveniente” que se utilice esta metodología y tecnología “muy sofisticada” en el futuro porque ha permitido esclarecer “muchísimo” lo que ocurrió.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × 1 =