Nadal ve imposible prescindir de la energía nuclear en España

0
Álvaro Nadal durante la clausura de las jornadas de la ley de cambio climático y transición energética.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El ministro de Energía, Turismo y Agencia Digital, Álvaro Nadal, ha reconocido que España no tiene un avance tecnológico “suficientemente maduro” en cuanto a generación de energía para pensar “con realismo” que es posible prescindir de alguna de “las tecnologías” actuales como la nuclear.

Nadal ha hecho estas declaraciones en San Sebastián, donde ha intervenido en el V Foro Empresarial de Gipuzkoa, organizado por El Diario Vasco, al que han asistido cargos institucionales como los consejeros vascos Arantxa Tapia, Alfredo Retortillo, Pedro Azpiazu e Iñaki Arriola, así como representantes del ámbito empresarial.

El ministro ha insistido en que la transición energética debe realizarse con “extremo cuidado”, realismo y “consenso” ya que si España tiene “las energías más caras de Europa” es por “decisiones políticas” precipitadas del pasado.

Ha asegurado que nos encontramos inmersos en la denominada “transición energética” que busca “producir energía más limpia” que resulta “más respetuosa” con el medio ambiente pero que “tecnológicamente es más costosa”.

Ha aclarado que se llama “transición” y no “salto energético” porque el cambio “es costoso”, hay que hacerlo con “extremo cuidado”, “tomar las decisiones en los tiempos adecuados” y “no usarlo políticamente para desgastar” al otro.

De hecho, ha opinado que España es uno de los países más caros del mundo y tiene “las energías más caras de Europa” por decisiones políticas como las adoptadas en 2008, cuando se instalaron “miles de megavatios de energía fotovoltaica a un coste de 490 euros por megavatio hora”.

El hecho de haber introducido “tanta energía fotovoltaica con una tecnología inmadura y a un precio muy caro ha supuesto una factura del orden de 2.000 a 3.000 millones de euros todos los años en nuestro sistema energético” por el hecho de “precipitarse”, “vivir en un mundo ideal” y pensar que “podríamos hacer las cosas ahora” sin esperar a que la tecnología se desarrollase adecuadamente.

En su opinión, “si los 30.000 megavatios de energía renovable que tenemos en España se hubiesen hecho de manera más pausada, con menos impulso político y más realismo, en lugar de 7.000 millones de euros en primas que estamos pagando todos los años por 25 años” se abonarían “como mucho 300 o 400 y tendríamos una factura de la luz un tercio más barata de la actual”.

Ha apelado, en este sentido, a la máxima prudencia ya que en este ámbito “si vas muy por detrás no están en el cambio tecnológico, pero si vas por delante cometes errores y sobrecostes enormes”.

El ministro ha dicho que claro que hay que “aportar”, ha recordado que “España tiene un objetivo para 2020 de un 20 % de renovables” y ha pedido la “ligazón” de sus objetivos medioambientales a su nivel de interconexión.

Ha explicado que en este terreno existe un “inconveniente” adicional ya que el hecho de que uno haga “mal las cosas afecta a todos”. “Si Trump se retira del acuerdo de París no paga ese exceso medioambiental únicamente el ciudadano americano sino el global”.

Álvaro Nadal se ha referido, ya en el turno final de preguntas, al futuro de la central nuclear burgalesa de Garoña y ha señalado que el Gobierno no ha tomado ninguna decisión y que tienen de plazo hasta el mes de julio.

“Garoña a lo mejor es la punta de un iceberg de lo viene por detrás. Me preocupa menos Garoña que el conjunto del parque nuclear”, ha reconocido Nadal, quien ha apuntado que si éste desapareciese en su totalidad el precio energético subiría un 25 %.

En cuanto al acuerdo alcanzado por el Gobierno con el PNV para bajar la factura eléctrica que discrimina a las compañías vascas conectadas a las redes de alta tensión, Nadal ha afirmado que la partida tiene que aparecer reflejada en los presupuestos de 2018.

No obstante, ha advertido de la necesidad de trabajar este asunto en profundidad para evitar que esta decisión se entienda o se declarare como ayuda de Estado y ha destacado la idoneidad de contar con informes favorables tanto de la Comisión Europea como de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Respecto a la cesión a Euskadi por parte del Gobierno de los terrenos de la paralizada central nuclear de Lemoiz (Bizkaia), el ministro ha comentado que esta misma semana hay prevista una reunión entre su ministerio y el de Medio Ambiente para analizar cómo se lleva a cabo la desafección.

Ha confiado en que este asunto vaya “razonablemente rápido”, aunque ha pedido “sensatez” ya que el hecho de que se “persiga” judicialmente a los funcionarios de medio ambiente de cualquier administración retrasa los procesos porque, según ha recalcado, “todo se lleva a Fiscalía” y pasan años hasta que se archivan algunas causas.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 + seis =