Narbona, elegida presidenta del PSOE, deja su cargo en el CSN ¿quién la sustituirá?

0
Cristina Narbona
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Ecologista convencida, la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona (Madrid, 1951) ha aceptado encabezar la nueva dirección del PSOE de Pedro Sánchez, al que apoyó públicamente desde el primer momento en la carrera a la secretaría general. Sin embargo, y pese a que era posible mantener su cargo en el Pleno del CSN con su nuevo nombramiento, ha decidido salir del regulador nuclear y dedicarse en exclusiva a su nuevo cargo.

La exministra fue una de las artífices, junto con el también economista y coordinador del Foro de Economía Progresista Manuel Escudero y el sociólogo y director de la revista Temas, José Félix Tezanos, del documento “Por una nueva socialdemocracia”, con el que Sánchez concurrió a las primarias y en el que también ha colaborado el expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell.

Su decisión de hacer público su apoyo a Sánchez le granjeó críticas del sector afín a Susana Díaz por su condición de integrante del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), frente al que se defendió apelando a sus derechos como militante.

Ahora será el Gobierno el que tendrá que proponer un sustituto en el Pleno. Según establece la Ley de Creación del Consejo de Seguridad Nuclear, el presidente de este organismo y los consejeros tienen que ser designados entre personas de conocida solvencia en las especialidades de seguridad nuclear, tecnología, protección radiológica y del medio ambiente, medicina, energía en general o seguridad industrial, valorándose especialmente su independencia y objetividad de criterio.

Los nombra el Gobierno, a propuesta del Ministro de Energía, previa comparecencia de la persona propuesta para el cargo ante la Comisión de Energía. Por acuerdo de los tres quintos de sus miembros, tiene que manifestar su aceptación o veto razonado en el plazo de un mes natural a contar desde la recepción de la correspondiente comunicación.

La normativa indica que transcurrido dicho plazo, si no hay una manifestación expresa del Congreso, se entienden aceptados los correspondientes nombramientos.

“El candidato, al necesitar el respaldo de la mayoría de tres quintos de la Comisión, Unidos Podemos o Ciudadanos podrían exigir tener un consejero, lo que podría compliar la sustitución de Narbona”, explican fuentes conocedoras.

En la actualidad, el pleno del CSN está formado por el presidente, Fernando Marti Scharfhausen, a propuesta del PP, la vicepresidenta, Rosario Velasco (por el PSOE) y por los consejeros Javier Castelló y Javier Dies (ambos por el PP).

Perfil de Cristina Narbona

Cristina Narbona pilotó el Ministerio de Medio Ambiente durante cuatro años dentro del primer gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, donde situó la lucha contra el cambio climático en todas las agendas.

No obstante, no pudo cerrar las heridas que la gestión del agua había generado históricamente en España, y su labor al frente del Ministerio estuvo marcada por una de las sequías más severas del último siglo.

Derogó el trasvase del Ebro, que estaba incluido en el Plan Hidrológico Nacional, y apostó por la desalinización.

Tuvo que afrontar las disputas territoriales que provoca el uso del agua, pero además tuvo tiempo de volcar parte de su actividad política en el PSOE, ya que la dirección le encomendó que pilotara el Partido Socialista de Madrid tras la crisis que desencadenaron los resultados en las elecciones autonómicas de 2007.

De padres periodistas, Narbona, que tiene un hijo, es doctora en Ciencias Económicas por la Universidad de Roma. Comenzó en política en el año 1982 vinculada a su profesión, como viceconsejera de Economía de la Junta de Andalucía, el primer cargo público que ocupó.

Tras esa experiencia, estuvo durante seis años, de 1985 a 1991, ligada al Banco Hipotecario, donde ejerció como subdirectora general de Planificación y Estudios y, después, como directora general de Producción.

En 1991 regresó de nuevo a la política al ser nombrada directora general de la Vivienda en el Gobierno de Felipe González.

Fue la primera secretaria de Estado de Medio Ambiente, área en la que también estaba incluida Vivienda, un cargo al que llegó en 1993, poco después de ingresar como militante en el PSOE, y que ocupó hasta que el PP ganó las elecciones generales en 1996.

Elegida diputada del PSOE por Almería en las elecciones generales de 1996, fue portavoz socialista de Medio Ambiente y vocal de la Diputación Permanente y de las comisiones de Presupuestos y de Infraestructuras en el Congreso.

Tras una etapa en el Ayuntamiento de Madrid, que simultaneó con la secretaría de Medio Ambiente y Ordenación Territorial en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, el 18 de abril de 2004 fue nombrada ministra de Medio Ambiente.

Durante su gestión se derogó el trasvase del Ebro, se puso en marcha el Programa Agua y se aprobó el Plan Nacional de Derechos de Emisión.

Tras su etapa ministerial, Narbona ocupó el puesto de embajadora jefa de la Delegación Permanente de España ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), que desempeñó hasta 2011; y en 2011 regresó al Congreso, donde fue portavoz en la Comisión de Estudio sobre el Cambio Climático y vocal de la Comisión de Economía.

En noviembre de 2012 fue propuesta por el PSOE como consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), máximo organismo español en materia de seguridad y protección radiológica, al que ahora renuncia para ocupar la presidencia del PSOE.

Ecologista, antinuclear y defensora de las energías renovables, en 2012 publicó, junto con el periodista Jordi Ortega, el libro “La energía después de Fukushima”, en el que aboga por el abandono de la energía nuclear en España.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 − 6 =