Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El ministro de Energía ruso, Alexandr Nóvak, se reunió este viernes en Madrid con el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, y su equipo energético, durante su visita a la capital española.

El objetivo no era otro que reforzar los lazos económicos e industriales entre ambos países. Y claro, el petróleo y el gas ruso han sido los grandes protagonistas de la jornada.

El tema clave de la reunión fue estrechar la labor de la Comisión Mixta Intergubernamental Ruso-Española de Cooperación Económica e Industrial.

Se prestó especial atención a la cooperación en el sector de los combustibles y la energía, en particular en el campo de la exploración y producción de petróleo y gas en el territorio ruso, así como en el suministro eléctrico a partir de fuentes renovables, incluida hidroeléctrica.

Además, Novak participó en la reunión que mantuvieron los presidentes de la rusa Novatek, Leonid Michelson,y el de la española Técnicas Reunidas, José Lladó como miembros de la Comisión de Negocios.

“Estoy convencido de que el trabajo del Consejo contribuirá a una significativa expansión y desarrollo de contactos de negocios ruso-españoles, así como la promoción de los intereses del negocio ruso en el mercado español y para atraer la inversión española en la economía de Rusia”, dijo el ministro.

Asimismo, el dirigente ruso aprovechó su viaje de trabajo a Madrid para tratar diversos proyectos conjuntos en los que están implicadas empresas rusas y españolas del sector energético.

En este caso, Novak se vio con las cúpulas de empresas como Repsol (Antonio Brufau y Josu Jon Imaz), Gas Natural Fenosa (Rafael Villaseca) y Enagás (Antonio Llardén).

Gas Natural Fenosa

Gas Natural Fenosa es la única empresa europea que ya ha firmado un contrato para la compra a partir de 2019 de Gas Natural Licuado (GNL) a Yamal SPG, filial de la gasística rusa Novatek.

El origen de ese gas natural es el yacimiento South-Tambeyskoye, situado en la Península de Yamal, en el noroeste de Siberia, donde Yamal LNG proyecta construir una nueva planta de licuefacción con capacidad de 16,5 millones de toneladas de GNL al año.

Cuando comience el suministro, el contrato se convertirá en uno de los más importantes de la cartera de la multinacional española, ya que recibirá cerca de 3,2 bcm (medida de capacidad equivalente a mil millones de metros cúbicos) de GNL ruso, lo que representa cerca del 10 % del consumo anual de España.

A mediados del año pasado, Nóvak y Villaseca trataron la posibilidad de que la compañía española amplíe sus compras de GNL a la rusa Novatek, la principal gasística privada del país.

Repsol

En el caso de Repsol, la petrolera tiene al cierre de 2015, derechos mineros sobre 16 bloques de exploración, con una superficie neta de 9.088 km2, y 17 bloques de producción/desarrollo, con una superficie neta de 691 km2.

La producción neta del año 2015 se situó en 4,03 Mbbl de líquidos y 14,8 bscf de gas natural, con una producción neta total equivalente de 6,7 Mbep (18.283 bepd). Las reservas netas ascendieron a finales de 2015 a 36,4 Mbep.

Repsol tiene en Rusia una sociedad conjunta, denominada AR Oil and Gaz BV (AROG), con la compañía Alliance, lo que permite combinar el conocimiento y el acceso a oportunidades de exploración y producción que esta tiene en el país con las capacidades técnicas y financieras de Repsol, generando así una alianza en exploración y producción a largo plazo.

El acuerdo incluye también la búsqueda conjunta de nuevas oportunidades de crecimiento mediante la adquisición de activos de petróleo y gas en Rusia.

Y en el caso de Enagás, los intereses están más en los futuros gasoductos que se pretenden construir para atraer el gas ruso a Europa.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

catorce + dieciocho =