“Nuestro gran temor es que se desindustrialice la eólica española”

0
Luis Polo.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Luis Polo es director general de la Asociación Empresarial Eólica. FOTOS: Daniel Santamaría
Luis Polo es director general de la Asociación Empresarial Eólica. FOTOS: Daniel Santamaría

Probablemente sean los peores momentos que vive el sector eólico en España. La última reforma energética ha sido la gota que ha colmado el vaso. La situación es insostenible para la mayoría de los promotores de los 23.000 megavatios eólicos que hay instalados en nuestro país. “El sector está muy noqueado”, asegura Luis Polo, director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en una entrevista al Periódico de la Energía.

En estos momentos, todas las personas y empresas que invirtieron en eólica en España están haciendo sus cábalas para poder salir hacia delante. Negocian con los bancos su financiación. En algunos casos sería la tercera refinanciación de sus parques.

El hecho de que los promotores ya no reciban ayudas que se les prometieron desde el Gobierno, o que cobren sus liquidaciones a destiempo, es algo que tendrán que asumir mientras continúe la regulación española. Es para preocuparse, y mucho, pero ahora, a la AEE lo que de verdad le importa es que la industria eólica no desaparezca. “Nuestro gran temor es que se desindustrialice la eólica española” afirma el director general de la patronal eólica.

“Estamos luchando para que no se produzca el drama de que si tenemos que instalar nuevos parques en España tengamos que traer las máquinas de Asia porque nuestra industria se ha deslocalizado, se ha ido o se ha destruido”, explica Polo.

Una industria ejemplar

España es una de las grandes potencias mundiales en energía eólica. Es el cuarto país en patentes eólicas. Hay 180 centros en todo el territorio que trabajan para el sector. Desde los tornillos, las palas, los tubos, la pintura, etc. Decenas de miles de empleos. Es por ello que desde la asociación están intentando explicar al Gobierno el riesgo de que desparezca esta industria. “Este Gobierno no se puede permitir, si quiere reindustrializar España, que estos fabricantes se vayan a terceros países. Lo que estamos intentando es concienciar al Gobierno que el foco hay que ponerlo ahí”, dice Luis Polo.Luis Polo 2

Otra de las grandes preocupaciones del sector es la quiebra de los parques en funcionamiento. “Sería un desastre que un parque entrara en default, afirma. Las refinanciaciones ya se están estudiando en los bancos. “Las entidades están muy preocupadas, pero quieren resolver esto, lo que no puede ser es que los parques entreguen las llaves o quiebren”.

Polo asegura que la banca no quiere quedarse con los parques porque ellos ni quieren ni saben operar con ellos. “No es lo mismo que un piso, no se puede dejar abandonado un parque eólico”, matiza.

Sin construcción a la vista

El director general de la AEE afirma que en España no se va a volver a construir un parque eólico con esta situación regulatoria. “Porque no hay confianza, es muy difícil conseguir que un inversor ponga dinero con una regulación de este tipo, con los cambios retroactivos que ha traído la regulación, y suponiendo que esa confianza se recupere, que es muy difícil, con la nueva regulación lo máximo que puedes planificar es a seis años, y así un banco es muy complicado que te dé dinero, por lo que en los próximos tres o cuatro años no se construirá ningún parque en España”.

Esta situación no la vive ningún otro país del mundo. Es más, en los próximos años se construirán 11 gigavatios en todo el planeta. La única vía posible para ver nuevos parques es que cambie la dinámica económica y aumente la demanda, y por lo tanto “se necesite mayor generación”, y por otro lado, “que la reforma sea devuelta”.

Críticas al Gobierno

Luis Polo, como director general de la AEE, se muestra dolido y desesperado con la actuación del Gobierno con la última reforma. “Estamos intentando entender por qué a nosotros se nos recorta el triple que a otras tecnologías”, asegura. “6.324 MW se quedan sin ningún tipo de subvención, se les había prometido 20 años y a mitad de camino ya les han quitado todo. Es como si a mitad de partido te dicen que ya no juegas al futbol, si no que juegas al baloncesto, es una locura, es tremendo, ningún país ha hecho esto”, explica.Luis Polo AEE A09

El dirigente de la patronal eólica también critica que se quiera echar la culpa del déficit de tarifa a la industria eólica. “En 2007 se había instalado el 67% de los 23GW, en ese momento prácticamente no había déficit. Había unos pocos millones motivado por la subida de precio de los combustibles fósiles, si el 67% de los 23.000 MW no causaron el déficit, ¿tiene la eólica la culpa del déficit? No”, dice con rotundidad.

Polo achaca al Ministerio que no se haya sentado con nadie para dialogar. “Si nos hubieran preguntado desde el Ministerio, se podría haber llegado a soluciones temporales, para intentar arreglar esto. No hagas esta reforma en el peor momento de la demanda, no te lleves a todo el sector por delante. Se tenía que haber dialogado con todo el sector como se hace en el resto de países, a los inversores extranjeros les sorprende como un Gobierno no se sienta a negociar, a dialogar con el sector”.

Y ahora solo falta que el Gobierno remate a esta industria. “Esto es una barbaridad, que no nos peguen más, ahora faltan los pagos por capacidad, los mecanismos de interrumpibilidad, la eólica no tiene que pagar estas cosas”, sentencia.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 − tres =