Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La planta nuclear Indian Point dejará de operar definitivamente en 2021, catorce años antes de lo previsto inicialmente, según anunció el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

“Durante quince años he estado profundamente preocupado por las continuas violaciones a la seguridad en Indian Point, especialmente por su ubicación en la región más grande y con mayor densidad en el país”, dijo Cuomo durante su mensaje sobre la situación del estado.

El gobernador hizo el anuncio tras un acuerdo con la firma Entergy, propietaria de la planta, que tiene una potencia 2.000 megavatios y produce lo equivalente a una cuarta parte de la energía que se utiliza en la ciudad de Nueva York y el condado de Westchester.

Cuomo se mostró complacido de haber logrado el cierre de la planta, catorce años antes de lo previsto, y explicó que el primer reactor dejará de operar en abril de 2020, mientras que el segundo lo hará un año después.

La central nuclear comenzó a operar en los años sesenta con un primer reactor que ya está cerrado, mientras que los dos que están en la actualidad en funcionamiento se pusieron en marcha a mediados de los años setenta.

Indian Point, a orillas del río Hudson y a unos 40 kilómetros de la ciudad de Nueva York, ha sido escenario de al menos 40 problemas de seguridad y de operaciones, uno de ellos en febrero del año pasado cuando se reportó un vertido de agua contaminada en los alrededores.

De acuerdo con el gobernador, la región donde se ubica la planta carece de rutas viables de evacuación en caso de ocurrir un desastre y recordó además que esta planta ha sido mencionada como una de las más vulnerables en la nación de haber un terremoto.

Ambientalistas y residentes de la zona han pedido también por años el cierre de la planta.

El gobernador indicó además que como parte del plan habrán otras fuentes que suplirán “más que suficiente” energía eléctrica a los neoyorquinos y que la empresa se comprometió a ofrecer empleo a los trabajadores en otras de sus plantas.

El fiscal general del estado, Eric Schneiderman, consideró como “una victoria” para la salud y seguridad de los neoyorquinos el acuerdo para cerrar la planta nuclear.

“Este acuerdo pone en marcha varias disposiciones de seguridad importantes que van más allá de los requisitos federales para asegurar que Indian Point opera lo más segura posible, y mientras hace la transición a un cierre oportuno”, indicó el fiscal.

Las medidas incluyen nuevos requisitos para un almacenamiento más seguro de combustible nuclear, mayores inspecciones para abordar piezas defectuosas y deterioradas en la instalación y 15 millones de dólares en fondos para apoyar el medio ambiente en la zona.

Cuomo anunció además una reducción de otro 30 % las emisiones de gases de efecto invernadero como parte de la participación de Nueva York en la Regional Greenhouse Gas Initiative, que comenzó en 2009, junto con otros ocho estados comprometidos con el medioambiente.

También presentó propuestas para reformar el sistema de justicia criminal, firmó órdenes ejecutivas para prohibir a las agencias estatales que evalúen a un posible empleado por el salario que devengaba o preguntarles por su historial de salarios y anunció medidas para expandir los servicios a los inmigrantes.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecinueve − cinco =