Nuevo hito: la capacidad eólica mundial supera la marca de los 500 GW

0
Foto ganadora del concurso convocado por GWEC y WindEurope para la celebración del Día Mundial de la Eólica.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Hoy se celebra el Día Mundial de la Eólica. Con más de 500GW instalados en todo el mundo, la energía eólica se ha convertido en la principal fuente de nueva generación de energía en Europa y en otros muchos países de todo el mundo. En 2016, se invirtieron 112.500 millones en energía eólica a nivel mundial, y la industria ahora emplea a 1,2 millones de personas por lo que es uno de los segmentos de más rápido crecimiento en el mundo industrial. La energía eólica se ha convertido en un importante motor para un futuro energético sostenible.

La eólica ya es la opción menos costosa para la nueva capacidad de energía en rápido aumento del número de mercados. En 2016, la nueva potencia renovable no subvencionada era más barata que los combustibles fósiles en más de 30 países, y en el año 2025 se espera que lo sea en la mayoría de países de todo el mundo.

“Estamos en el camino hacia un futuro energético sostenible. La eólica y otras energías renovables están ganando posiciones en la economía, pero necesitamos que suceda más rápido si queremos tener una posibilidad razonable de cumplir con los objetivos climáticos de París”, dijo el secretario general del Consejo Mundial de la Enería Eólica (GWEC),  Steve Sawyer.

Una de las barreras más importantes para la implantación de la energía eólica, especialmente en los mercados de la OCDE, es el exceso de capacidad de generación, y por lo tanto la falta de demanda de nueva potencia. Las viejas plantas de combustibles fósiles se mantienen funcionando siempre que el coste de las emisiones de contaminación del aire y del agua y CO2 sean libres, una subvención del medio ambiente y las generaciones futuras a los combustibles fósiles. Esto se suma a los 500.000 millones de dólares o más que los gobiernos ya pagan por los subsidios directos a la producción de combustibles fósiles y el consumo anual.

El cierre de estas viejas centrales, así como el fomento de la rápida transición a los vehículos eléctricos, ayudaría a impulsar la demanda necesaria para propiciar que la industria de la energía renovable prospere en los mercados establecidos, con sus enormes beneficios para el medio ambiente, la salud y la economía.

Giles Dickson, CEO de WindEurope, dijo: “Llegar a 500GW a nivel mundial es un punto de referencia. La eólica es ahora una parte importante en el núcleo de los sistemas eléctricos de las economías avanzadas. Para entregar los beneficios económicos que vendrán de la expansión y los siguientes 500GW, tenemos que hacer frente al exceso de capacidad de las plantas de energía contaminantes e ineficientes. También tenemos que ver un impulso acelerado para la electrificación y la descarbonización de la calefacción y el transporte. La eólica ya supone el 10% de la electricidad de Europa. Tenemos que contribuir también a que la calefacción y el transporte sean menos contaminantes”.

.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

seis − 3 =