Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Alianza del Mercado Fotovoltaico (PVMA) ha publicado sus datos oficiales de instalaciones solares en 2016, que arrojan un nuevo récord de 75 GW de capacidad instalada, con un crecimiento del 50% sobre las instalaciones de 2015.

Un registro increíble, en el que coincide la mayoría de las casas de análisis del sector, que eleva la capacidad acumulada mundial por encima de los 300 GW y que ha sido posible gracias al impulso de las instalaciones en el mercado chino. No obstante, empiezan a surgir nubarrones en el horizonte que presagian una importante desaceleración en el ritmo de crecimiento.

Por supuesto, la estrella del espectáculo fue China, que superó todas las expectativas, con la instalación de unos increíbles 34,2 GW en el transcurso del año, que eleva la capacidad instalada total del país a 77 GW; China ya es ahora el líder mundial. Esta cifra espectacular representa un aumento del 126% sobre 2015, y representó el 45% de la capacidad total instalada en todo el mundo en 2016.

El segundo lugar lo ocupa EEUU, donde el mercado solar ha crecido a un ritmo importante, con un total de 13 GW instalados. El tercer cajón del podio lo ocupó Japón, con una oferta sólida de 8,6 GW. Europa volvió a decepcionar, con solo 6,5 GW instalados en todo el continente, mientras que la India ha irrumpido con fuerza , con un registro récord de 5 GW en nuevas instalaciones, frente a los 2 GW de 2015.

Estas cifras son similares a las de otros analistas de mercado. Bloomberg New Energy Finance (BNEF) estima que el año pasado se completaron 70 GW de proyectos de energía solar fotovoltaica, sin embargo, también señaló que la inversión en energía solar había caído un 32% en  2016, hasta los 116.000 millones de dólares, mientras que Mercom Capital pronosticó en diciembre que la instalaciones solares anuales en todo el mundo llegarían a 76 GW en 2016.

Nubarrones en el horizonte

Aunque la industria solar global se ha hecho merecedora de una palmadita en la espalda por el año que acaba de finalizar, el engranaje se prepara para vivir los tiempos difíciles que se avecinan. La PVMA pronostica que habrá una caída del 13% en el mercado en 2017, con una visión pesimista que prevé unas instalaciones de tan sólo 65 GW, al tiempo que que contempla una presión continua sobre los precios de los módulos.

Esta perspectiva algo sombría para 2017 puede atribuirse principalmente a China, como país que recientemente ha anunciado una reducción de los incentivos financieros a las instalaciones solares. Sin embargo, eso no quiere decir que estos no puedan ser revisados de nuevo, o que el país pudiera superar sus objetivos (lo que ha hecho muchas veces antes). Además, es probable que el país supere el registro de 100 GW de nuevas instalaciones este año, lo que le convertiría en el primer país en lograr este hito.

Otro mal augurio para la industria solar mundial es la incertidumbre en el mercado de Estados Unidos, que se prepara para una presidencia escéptica en torno al cambio climático, con un Donald Trump que ha dado un montón de indicios para pensar que la energía limpia está amenazada.

Pero no todo son malas noticias. El mercado espera que India crezca 9 GW , mientras que los mercados emergentes están empezando a hacerse un nombre por sí mismos, contribuyendo con 7 GW en 2016. Por lo tanto, el futuro todavía podría ser brillante, lo que necesitará la determinación de los más testarudos dentro de la industria para alimentar la idea,  a través de estos desafíos, de que se trata de algo que se ha demostrado que se puede hacer.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × dos =