La australiana Origin ve su futuro dividido entre la red y la generación distribuida

0
Instalación comercial fotovoltaica de Origin en Australia.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Instalación comercial fotovoltaica de Origin en Australia.
Instalación comercial fotovoltaica de Origin en Australia.

Origin Energy se ha convertido en la última gran eléctrica en admitir que su futuro está repartido entre los activos tradicionales basados ​​en la red y la generación distribuida, donde los consumidores continúan una rápida escalada en la adopción de sistemas de autoconsumo en los tejados de sus casas y, muy pronto, el almacenamiento de baterías y vehículos eléctricos.

En una presentación a analistas e inversores institucionales en Melbourne Origin Energy dijo que tenía la intención de convertirse en el mayor instalador de energía solar en los tejados de Australia. A pesar de que 1,4 millones de hogares ya disponen de una instalación solar, la compañía considera que al menos quedan otros cinco millones de hogares (ocupados por sus propietarios o alquilados) susceptibles de incorporarse a la energía solar en los próximos años. A ello le seguirían las baterías de almacenamiento y los vehículos eléctricos, junto con contadores inteligentes y otras tecnologías que sus consumidores van a exigir en los próximos años.

Origin Energy es la última eléctrica en reconocer que el crecimiento futuro está en la generación distribuida. AGL Energy dijo que su crecimiento se encuentran en los servicios públicos de energía solar y de almacenamiento, y otras eléctricas internacionales han reconocido lo mismo, aunque algunas, como la alemana E.ON, están dividiendo sus negocios porque entienden que crecer en un modelo basado en generación distribuida no es compatible con la defensa de los activos de generación centralizada existentes.

Los planes de Origin

Origin Energy planea convertirse en el primer instalador de energía solar en Australia y prevé instalar 170 MW de energía solar en instalaciones fotovoltaicas en los tejados la azotea instalado en 2018. Una cifra que previsiblemente tendrá que aumentar si quiere liderar este mercado,ya que AGL Energy hace dos semanas dijo que su objetivo en este segmento del mercado era de 400 MW para el 2020.

Como AGL, Origin ha creado una división para centrarse en nuevos productos energéticos. Su objetivo es el punto de equilibrio para el año 2017 (un año antes que AGL) y prevé unas pérdidas de  25 millones el próximo año, frente a los 45 que espera tener AGL este año con su nueva división de energía.

Origin Energy dice que las próximas tecnologías solares en su modelo de negocio serán las baterías de almacenamiento y los vehículos eléctricos.Origin Energy está probando ya una batería de 3,6 kWh Samsung para sus clientes, aunque dice que está evaluando otra serie de posibles proveedores.

Los ensayos se han producido en tres estados en los que cree que las baterías de almacenamiento tienen más sentido económico -Queensland, Nueva Gales del Sur y Australia del Sur-. La compañía planea lanzar sus sistemas de almacenamiento a finales de este año o principios del año siguiente.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 + 14 =