Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Panasonic sigue lanzando sus proyectos experimentales de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Japón en 2020, donde por ejemplo ya hemos visto un megáfono que traduce algunas frases en tiempo real. Hoy como parte de esa experimentación, la compañía nipona ha presentado una silla de ruedas eléctrica con sistema de conducción autónoma en el aeropuerto de Haneda en Tokio.

El objetivo de Panasonic es que estas sillas estén disponibles en todos los aeropuertos de Japón para al inicio de los Juegos Olímpicos, por ello han arrancado con las primeras pruebas en escenarios reales para ver su funcionamiento y hacer ajustes en caso de ser necesario.

Todo se controla desde una app de un smartphone

En esta prueba piloto también intervienen los responsables del aeropuerto, quienes buscan hacerlo un lugar más accesible a personas con movilidad limitada, por lo que el proyecto de Panasonic era ideal para este escenario.

La silla cuenta con conectividad LTE en todo momento y está enlazada a un centro de control que puede estar ya sea en el aeropuerto o en alguna zona más lejana. El usuario que esté interesado en los servicios de la silla de ruedas sólo tendrá que bajar una aplicación a su smartphone, la cual servirá para reservar la silla y trazar la ruta y necesidades.

El servicio será gratuito y cada usuario podrá pedir una silla al llegar de un vuelo o bien, cuando esté llegando al aeropuerto. Se han hecho ajustes a las instalaciones de las terminales para que las sillas puedan circular por varias zonas, por ejemplo, cada silla es capaz de acudir por un viajero y llevarlo hasta el mostrador para facturar equipaje, dirigirse a un restaurante, baños y hasta la puerta de embarque.

La silla cuenta con cámaras y sensores que le permiten detectar a otras personas u obstáculos a su paso, además de que sus sistema tiene cargado el mapa de cada terminal y los accesos exclusivos para la silla. Se alimenta por una batería eléctrica que cuando detecta que no tiene carga suficiente se dirige automáticamente a la zona de recarga.

Las pruebas con la silla de ruedas autónoma continuarán hasta marzo de 2018 en Haneda con el objetivo de tener una versión final lista para el inicio de los Juegos Olímpicos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Compartir
Artículo anteriorAbengoa supera “con éxito” el ecuador de 2017 con la mirada puesta en “importantes desafíos” a corto plazo
Artículo siguienteBienvenidos a los años dorados del GNL

Dejar respuesta

7 + 5 =