Paraguay investiga a Elecnor por presunto sobrecoste del 50% en la construcción de una línea eléctrica

0
Central hidroeléctrica de Itaipú.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

Central hidroeléctrica de Itaipú.
Central hidroeléctrica de Itaipú.

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, ordenó hoy que se investigue un presunto sobrecoste de casi el 50 % en la construcción de la primera línea de transmisión eléctrica de 500 kilovatios del país, instalada en 2013 por un consorcio entre la empresa paraguaya CIE y la española Elecnor.

El mandatario aseguró que la investigación será llevada a cabo por la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y la hidroeléctrica Itaipú, compartida con Brasil sobre el río Paraná, de donde parte la línea eléctrica adjudicada en 2011 por un precio total de unos 160 millones de euros.

El anuncio se produce un día después de que el Gobierno paraguayo haya adjudicado la construcción de una nueva línea de transmisión de 500 kilovatios de casi la misma extensión al consorcio Ciegec, compuesto otra vez por la compañía paraguaya CIE pero con la empresa Somagec, de Guinea Ecuatorial, que presentó una oferta de 79 millones de euros.

La primera línea eléctrica de alta tensión de Paraguay, que le permite aprovechar más energía de Itaipú, incluyó la ampliación de la subestación de Margen Derecha de la hidroeléctrica y la construcción de la subestación de Villa Hayes, en la región metropolitana de Asunción, así como la instalación de 759 torres y el tendido de 347 kilómetros de cables.

Cartes expresó a través de su cuenta oficial en redes sociales: “Transparencia en primer lugar. Pedí a la ANDE y la Itaipú que investiguen por qué, la línea de 500 kV, costó el doble en el 2011 vs 2015”.

La línea construida por CIE y Elecnor fue entregada en agosto de 2013 e inaugurada en octubre de ese mismo año por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y por Cartes.

Paraguay tiene derecho a la mitad de la energía generada en Itaipú, que tiene una potencia instalada de 14.000 megavatios, pero consume cerca del 10 % por su menor demanda y por la falta de una línea de distribución eficiente.

El resto lo vende a Brasil, que le paga cerca de 360 millones de dólares anuales por la energía desde 2011, año en que se triplicó la compensación en virtud de acuerdos firmados en 2009.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × 2 =