Peligra la planta de Vizcaya de General Electric tras reestructurar su negocio hidroeléctrico

0
John Flannery, nuevo presidente y consejero delegado de General Electric.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

General Electric ha confirmado que la planta que tiene la compañía en Ortuella (Vizcaya), con una plantilla de 147 trabajadores, se verá afectada por el proceso de reestructuración que va a llevar a cabo en su filial Hydro para adaptarse a la transformación que está sufriendo el negocio hidroeléctrico, aunque ha recalcado que todavía no se ha tomado ninguna decisión definitiva.

En un comunicado, la compañía explica que la división GE Hydro ha iniciado una fase de consulta con el órgano de representación de los trabajadores a escala europea (IRS) en relación a una propuesta de transformación de este negocio que, en principio, afectaría “desafortunadamente” a una planta de la compañía en Bilbao.

GE subraya este sector está sufriendo “una gran transformación” en los últimos años como consecuencia del débil contexto macroeconómico global, el traslado de la demanda hacia economías emergentes y nuevos segmentos de mercado, el surgimiento de nuevos competidores y, sobre todo, la fuerte presión sobre los precios.

“Como resultado, el negocio de Hydro de GE ha registrado durante varios años, y especialmente en 2016, un descenso de ingresos y resultados de explotación negativos”, remarca la compañía.

En este contexto, la empresa asegura que necesita adoptar “medidas difíciles, pero necesarias, para crear las condiciones adecuadas para la viabilidad del negocio, recuperando su rentabilidad y competitividad”. Así, incide en que para ello debe adaptarse a las condiciones de “un mercado complejo, reduciendo su estructura de costes y producción y promoviendo una simplificación de la organización y los modelos de trabajo”.

GE, que resalta su compromiso de trabajar para proporcionar futuro al negocio Hydro, señala que el proceso de consulta a nivel europeo se acaba de iniciar y todavía no se han tomado decisiones definitivas. Además, añade que las negociaciones con los órganos de representación de los trabajadores en los mercados impactados se iniciarán conforme a las regulaciones locales.

Por otro lado, remarca que España sigue siendo “un mercado importante” para GE y recuerda que, desde 1950, la compañía ha realizado “importantes inversiones” en el país, incluso en contextos de crisis económica, como el atravesado en España en los últimos años.

En declaraciones a Europa Press, fuentes sindicales han criticado que la intención de la compañía es “deslocalizar” la producción para centrarla en China e India y recuerdan que a finales del pasado mes de junio habían denunciado a la Inspección de Trabajo que proyectos de la filial vizcaína se habían adjudicado a sus competidores.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × dos =