Petrobras estrena refinería después de 34 años

0
Panorámica de la refinería Abreu e Lima de Petrobras.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Panorámica de la refinería Abreu e Lima de Petrobras.
Panorámica de la refinería Abreu e Lima de Petrobras.

La refinería Abreu e Lima, primera planta de procesamiento de petróleo construida por la brasileña Petrobras en los últimos 34 años, ha comenzado a refinar crudo tras casi diez años de obras y una gran polémica por su elevado costo y por la decisión de la venezolana PDVSA de no sumarse al proyecto.

La petrolera estatal brasileña informó en un comunicado de que comenzó a producir derivados de petróleo en la Unidad de Destilación Atmosférica (UDA) de la Refinería Abreu e Lima, ubicada en el estado de Pernambuco (nordeste), y que esa producción ya fue almacenada en los tanques y esferas de la unidad. “La primera carga de petróleo, tras el procesamiento en la UDA, generó gas licuado de petróleo (GLP), nafta, diesel y residuo atmosférico (RAT)”, según la nota de Petrobras.

Petrobras recibió en noviembre la autorización de la Agencia Nacional de Petróleo para poner en operación todas las unidades de su primer parque, incluyendo las unidades de destilación atmosférica, producción de coque, tratamiento cáustico, hidrotratamiento de diesel, hidrotratamiento de nafta, generación de hidrógeno y tratamiento de aguas ácidas.

Petrobras prevé que la refinería estará en operación completa en mayo de 2015, cuando el segundo parque de refino comience a refinar petróleo y la producción de derivados pueda llegar a la capacidad total de 230.000 barriles diarios.

Además de ser una de las mayores refinerías de Petrobras, la Abreu e Lima es la que más capacidad tiene para producir diésel, un combustible que Brasil aún importa en grandes volúmenes. La producción de esta refinería puede atender hasta el 17 % del consumo brasileño de diésel.

Petrobras, con once refinerías, no construía una nueva desde 1980, cuando inauguró la procesadora de la ciudad de Sao José dos Campos, en el interior del estado de Sao Paulo.

A diferencia de Abreu e Lima, adaptada para la mayor parte del crudo extraído en Brasil, las demás refinerías de la empresa fueron proyectadas para procesar crudo liviano importado, ya que en la época Brasil aún carecía de reservas y producción significativa.

Esa característica obliga a la empresa a seguir importando petróleo liviano y a exportar gran parte del crudo pesado que extrae de la cuenca marina de Campos, frente al litoral de Río de Janeiro y de donde extrae más del 90% del crudo brasileño.

Un proyecto polémico

La Abreu e Lima pertenece exclusivamente a Petrobras pese a que el proyecto era para construir una refinería binacional Brasil-Venezuela. La mayor empresa de Brasil anunció en 2013 que terminaría en solitario la construcción de la refinería Abreu e Lima debido al fracaso de las negociaciones con la PDVSA para que la venezolana tuviera una participación en la unidad.

El plan inicial era que Petrobras aportara un 60% del capital de la refinería y PDVSA el 40% restante. El proyecto binacional fue planeado en 2005 por los entonces presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y el fallecido Hugo Chávez, pero la alianza pasó por diferentes problemas debido a divergencias en los avales presentados por PDVSA, que el banco brasileño responsable por la financiación no consideró adecuados.

Debido a estos problemas, Petrobras inició las obras en solitario en 2007 con recursos propios y ha invertido en la unidad cerca de 18.000 millones de dólares, lo que también ha generado polémica porque su costo proyectado inicialmente era de 2.500 millones de dólares.

Las inversiones en la refinería son investigadas actualmente por la Policía, la Fiscalía y el Congreso debido a las sospechas de que las obras fueron facturadas por valores superiores y los recursos desviados para financiar campañas de partidos, aliados al oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × 2 =