Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Australia ha realizado con éxito la primera prueba de su autobús eléctrico autónomo. El ‘RAC IntelliBus‘, que así se llama, es capaz de recorrer 2,5 kilómetros utilizando el sistema LIDAR, -luz ultravioleta-, que le permite detectar y evitar cualquier tipo de obstáculo.

El tramo escogido para las pruebas “es un lugar muy concurrido con coches aparcados, peatones, ciclistas y otros vehículos, así como perros”, dijo Patrick Walker, ejectuvio de Royal Automobile Club of Western Australia (RAC), en una entrevista concedida a Mashable. “Necesitábamos un sitio que tuviera un grado de complejidad, pero que fuera realista para el lugar de una primera prueba”.

El autobús puede alcanzar hasta los 45 kilómetros por hora, aunque normalmente no viaja a más de 20 kilómetros la hora. Además, este nuevo dispositivo no incorpora ni volante ni pedales. Aunque sí tiene cinturones de seguridad.

La prueba ha contado con voluntarios que han podido ocupar uno de los once asientos con que cuenta este autobús. Dentro, hay también una persona que vigila la prueba y que puede llegar a pulsar un botón de emergencia, aunque su principal cometido es responder a las preguntas que le hagan.

Este proyecto ha sido desarrollado con el fin de reducir el número de coches en la carretera y tuvo que obtener un permiso estatal para poder realizar las pruebas. Además, la ruta se extenderá en los próximos meses al recibir los permisos apropiados.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cinco − 5 =