Red Eléctrica concluye la línea de alta tensión más extensa de España

0
José Antonio Monago y José Folgado, en la subestación de Arroyo de San Serván, en Extremadura.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
José Antonio Monago y José Folgado, en la subestación de Arroyo de San Serván, en Extremadura.  FOTO: REE.
José Antonio Monago y José Folgado, en la subestación de Arroyo de San Serván, en Extremadura.

La línea de alta tensión más extensa de la Península Ibérica, de 327 kilómetros y que unirá Guillena (Sevilla) con Almaraz (Cáceres), entrará en servicio antes de que finalice 2014, puesto que los trabajos entre la subestación sevillana y la de Brovales (Badajoz) ya están concluidos.

Fuentes de Red Eléctrica de España así lo han puesto de manifiesto con motivo de la inauguración hoy de la subestación de Arroyo de San Serván (Badajoz), de 400 kilovoltios, en un acto al que han asistido el presidente de Red Eléctrica de España, José Folgado, y el jefe del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago, entre otras autoridades.

La construcción de la línea se inició en 2012 y ha supuesto una inversión, incluyendo las subestaciones de Almaraz, San Serván, Brovales y Guillena, de 260 millones de euros.

Además, la construcción de este eje eléctrico que recorre Extremadura de norte a sur y parte de Andalucía, ha conllevado la firma de acuerdos de colaboración con 42 ayuntamientos para el desarrollo de actuaciones sociales, medioambientales o de conservación del patrimonio histórico.

Esta nueva infraestructura está destinada a la mejora del mallado eléctrico en Extremadura, además de reforzar la interconexión con Portugal y las zonas centro y sur de la Península Ibérica, así como a favorecer los proyectos futuros de energías renovables y a las subestaciones del futuro tren de alta velocidad Madrid-Lisboa.

En su intervención, José Folgado ha destacado que es una de las inversiones más importantes que se han desarrollado sobre todo por lo que supone para la vertebración entre el sur y centro de España y por la interconexión con la vecina Portugal, para lo que recientemente se ha puesto en marcha el tramo Guillena-Tavira.

Junto al eje Almaraz-Guillena, Red Eléctrica Española tiene proyectado para los próximos años una nueva inversión de 99 millones en Extremadura para mejorar las estabilidad del sistema en la capital cacereña y su zona de influencia, mediante la construcción de una subestación en el embalse de Alcántara y una línea de 220 kilovatios hasta Los Arenales.

Esta instalación supondrá, además, un nuevo punto de intercambio eléctrico con Portugal, entre Cedillo y Falagueira.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

12 − 2 =