Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La petrolera española Repsol ha decidido, junto a su socia en Argelia, la francesa Total, llevar a la estatal Sonatrach ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Ginebra (Suiza) por incumplir el contrato que poseen entre las firmas petroleras.

Concretamente, Repsol y Total demandan a Sonatrach por aplicar con retroactividad un impuesto a la producción de hidrocarburos. Fue un cambio radical del régimen fiscal en 2006.

10 años después las compañías han decidido acudir este mayo a Ginebra para demandar a la petrolera estatal, a pesar de haber intentado en múltiples ocasiones arreglar el conflicto por la vía diplomática.

“Intentamos como siempre encontrar primero un acuerdo mutuo, no lo conseguimos, por lo que decidimos buscar un arbitraje”, aseguró Patrick Pouyanne, CEO de Total a la agencia Reuters.

En algunos medios locales hablan de que la cifra que reclaman Repsol y Total asciende a los 500 millones de dólares. Pero fuentes cercanas a las petroleras europeas aseguran que esa cantidad es muy alta, y que podría estar más cerca de los 200 millones de euros, aunque oficialmente se desconoce la cantidad.

Cabe recordar que Repsol y Sonatrach son accionistas de Gas Natural Fenosa. La española es uno de los referencia junto a Caixabank, mientras que la argelina posee un 3,85% tras perder la gasista el arbitraje de 3.500 millones que le reclamaba a Sonatrach por presunto incumplimiento de contrato en la fijación de precios de venta.

Además, el arbitraje contra Sonatrach no es el primero de unas petroleras por este cambio rectroactivo en el régimen fiscal. Anteriormente otras firmas como la estadounidense Anadarko o la danesa Maersk Oil consiguieron una indemnización de 4.400 millones y 920 millones de dólares respectivamente.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

2 Comentarios

Dejar respuesta

tres × 5 =