Repsol gana 1.736 millones en 2016, el beneficio más alto en cuatro años

0
El CEO de la petrolera, Josu Jon Imaz. FOTO: Repsol.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La petrolera española Repsol obtuvo en 2016 un beneficio neto de 1.736 millones de euros, el más elevado de los últimos cuatro años, frente a las pérdidas de 1.398 millones registradas en 2015, ha comunicado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La mejora del resultado responde, según la compañía, a la flexibilidad de sus negocios, especialmente tras la compra de la petrolera canadiense Talisman, y a los programas de eficiencia puestos en marcha para contrarrestar la caída de los precios del crudo.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha señalado que 2016 ha sido un año “exigente” en el que la compañía ha demostrado “su capacidad de generar valor” y de hacerlo “de forma sostenible”, según declaraciones facilitadas por la empresa.

El beneficio neto ajustado -que excluye los extraordinarios y el efecto de los inventarios- se situó en 1.922 millones, un 4 % más que en 2015, ejercicio en el que se incluyeron resultados financieros excepcionales de 500 millones por la revalorización del dólar en el momento de percibir, en esa moneda, la indemnización por la expropiación de YPF en Argentina.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de Repsol creció el 18 % el año pasado y se situó en 5.226 millones.

Por áreas de negocio, la actividad de “upstream” (exploración y producción) logró un beneficio neto ajustado de 52 millones, frente a las pérdidas de 925 millones de 2015.

La compañía cerró el ejercicio con una producción media de 690.200 barriles equivalentes de petróleo al día, un 23 % más que en 2015.

Repsol incrementó sus reservas de hidrocarburos hasta 2.382 millones de barriles, con una tasa de reemplazo del 103 %.

En el área de “downstream” (refino y comercialización), el beneficio neto ajustado se situó en 1.883 millones, un 12 % menos que en 2015, ejercicio en el que se registraron márgenes de refino especialmente altos.

La deuda neta de Repsol se redujo en 3.790 millones, un 32 %, y se situó al cierre del ejercicio en 8.144 millones.

El ratio de deuda neta sobre ebitda mejoró un 42 %, hasta situarse en 1,6 veces.

En 2016, Repsol superó su objetivo de sinergias y ahorros por eficiencia, que se elevaron a 1.600 millones, un 50 % más de lo previsto.

En 2017, la petrolera prevé aumentar esta cifra hasta los 2.100 millones de ahorro.

Imaz ha explicado que el pasado ejercicio ha sido “un año muy exigente” por la volatilidad de los mercados y los bajos precios del crudo y el gas.

“En un año como este, Repsol ha demostrado que es capaz de generar valor con el brent a 43 dólares por barril y, en segundo lugar, que a estos precios es capaz de generar caja en términos orgánicos después de pagar el dividendo a sus accionistas”, ha explicado.

Imaz ha subrayado que esta evolución positiva ha sido posible gracias al plan de eficiencia y al control de las inversiones.

“Lo hemos hecho de forma sostenible. Vamos a mantener la producción en un entorno de 700.000 barriles al día a lo largo de los próximos años y este año hemos sido capaces de reponer de forma orgánica nuestras reservas reduciendo el nivel de emisiones de CO2”, ha señalado.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

9 − 4 =