Repsol inicia los sondeos en Canarias la próxima semana

1
El buque Rowan Renaissance utilizado por Repsol en el sondeo en Canarias.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Cuenta atrás para que Repsol inicie los trabajos exploratorios de hidrocarburos en aguas de Canarias. Según ha podido saber El Periódico de la Energía, la primera fase de los sondeos se iniciará la próxima semana. Además, está previsto que el barco perforador llegue a la zona este fin de semana, a más tardar el domingo, si no hay contratiempos meteorológicos que hagan desviarse al buque.

Los sondeos exploratorios en aguas próximas a Canarias (unos 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura) los realizará Repsol desde el Rowan Renaissance, un nuevo buque de posicionamiento dinámico de séptima generación, de los más seguros de todo el planeta.

Además, durante los meses que durará el proceso de exploración, Repsol no utilizará ninguna plataforma petrolífera, no habrá instalaciones permanentes. Lo hará todo desde el barco.

Los primeros pasos

El buque Rowan Renaissance cuenta con un sistema de alta tecnología para realizar los sondeos de forma segura. El proceso de exploración se realizará bajo los siguientes parámetros, que garantizan en todo momento la fiabilidad del mismo y el riesgo nulo de vertido, según cuenta la petrolera en su página web especial dedicada al proyecto canario.

El proceso de perforamiento será el siguiente (ver vídeo). Primero se envía una señal de posicionamiento vía satelite a través de GPS al buque para indicar la ubicación exacta de la perforación. Mientras tanto, los barcos de apoyo van nutriendo al buque de los materiales necesarios para llevar a cabo las exploraciones. A continuación, desciende la cabeza perforadora parar abrir el hueco para la guía.

El buque Rowan Renaissance que utilizará Repsol en las exploraciones en Canarias.
El buque Rowan Renaissance que utilizará Repsol en las exploraciones en Canarias.

Es entonces cuando se conectan las tuberías y desciende la guía de las mismas para que baje nuevamente la cabeza perforadora y continúe bajando. Tras esto, se sitúa la tubería de revestimiento e inicia el proceso de sellado para conectar las tuberías al fondo marino.

Posteriormente se llega a una parte que es fundamental y que garantiza la seguridad de la operación: desciende y se conecta el sistema de seguridad BOP, que contiene válvulas de triple redundancia que regulan el flujo y taponan en caso de necesidad. Para acabar nuevamente se sitúa la tubería de revestimiento para continuar con el proceso de sellado.

La exploración contempla 885 metros de lámina de agua más 1.995 metros de exploración en tierra y alcanza un diámetro máximo de 91 cm en superficie, que pasa luego a sólo 21 cm en el extremo del sondeo.

Según las estimaciones de la petrolera, el porcentaje de éxito en la exploración es de un 33%, un dato mucho mayor que la media del sector, sobre todo, gracias a la tecnología de última generación que posee la petrolera.

Está previsto que el primer sondeo finalice a mediados de enero, momento en el que se podrá saber si finalmente hay algún tipo de hidrocarburos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

cuatro × tres =