Repsol pagará 0,472 euros brutos por acción mediante el dividendo flexible

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
La Justicia echa para atrás el recurso de la petrolera. FOTO: Repsol
Repsol puso en marcha el dividendo flexible en 2102. FOTO: Repsol

Repsol pagará a sus accionistas 0,472 euros brutos por acción mediante la fórmula del dividendo flexible, que permite elegir entre cobrar en efectivo o en acciones, según la información enviada hoy por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para llevar a cabo este programa de retribución, la compañía realizará un aumento de capital, emitiendo un máximo de 39.713.893 acciones nuevas, cuyo valor, a cierre de cotización de hoy, ascendería a 622,7 millones de euros. No obstante, el número máximo de acciones nuevas que se emitan dependerá del número de accionistas que soliciten recibir su retribución en efectivo.

La petrolera otorgará a sus accionistas unos derechos de suscripción gratuitos que se podrán canjear por nuevas acciones de la compañía o un pago en efectivo en función de la cotización de los títulos de la compañía. El número de derechos de asignación gratuitos que necesitan los accionistas para obtener una acción nueva es de 34.

Las acciones nuevas que se emitan en el aumento de capital serán acciones ordinarias de 1 euro de valor nominal cada una, de la misma clase y serie que las actualmente en circulación.

Los derechos gratuitos se asignarán a titulares de acciones el 19 de diciembre y se negociarán entre el día siguiente y el 8 de enero de 2015, fecha en la que la compañía comprará los de quienes lo soliciten.

Los titulares de acciones de la petrolera que quieran cobrar en efectivo deben pedirlo a Repsol antes del 31 de diciembre y cobrarán el 13 de enero. Tres días después está previsto que empiecen a contratarse en las bolsas españolas los nuevos títulos de los accionistas que hayan preferido recibir la remuneración a cuenta del resultado de este año en acciones.

Este sistema de retribución, que fue puesto en práctica por Repsol por primera vez en el ejercicio 2012, tiene por objeto ofrecer a los accionistas la opción, a su libre elección, de recibir acciones liberadas de la sociedad de nueva emisión o un importe en efectivo mediante la transmisión a la misma de los derechos de asignación gratuita recibidos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Compartir
Artículo anteriorLa subasta de interrumpibilidad eléctrica para salvar Alcoa será el próximo lunes
Artículo siguienteEuropa aprueba avanzar hacia el precio único de energía para la industria

Dejar respuesta

cuatro + 14 =