Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El presidente de la empresa española Repsol en Bolivia, el argentino Diego Díaz, anunció el hallazgo en el sur del país de nuevas estructuras geológicas con un potencial de 4 billones de pies de cúbicos (TCF en el sistema anglosajón).

El ejecutivo hizo el anuncio durante una reunión con el presidente de Bolivia, Evo Morales; el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de la compañía estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá.

El gobernante destacó que fue “sorprendido” por el anuncio del nuevo hallazgo de las estructuras potenciales porque no estaban previstas en los planes de hidrocarburos a futuro del país.

Díaz explicó durante una presentación para las autoridades que “Repsol ha identificado en el bloque Caipipendi (sureste) una serie de importantes estructuras, nuevos prospectos que nunca antes habían sido considerados en los planes” de la compañía.

La explicación fue realizada durante una visita de Díaz y las autoridades a la sede de YPFB en la ciudad de Santa Cruz (este).

Los prospectos exploratorios de Boyui, Boicobo e Ipaguazú tienen un potencial calculado de forma preliminar en cuatro billones de pies cúbicos, más de la mitad de los cuales corresponderían a la primera zona.

La nueva posible acumulación de hidrocarburos está en el bloque de Caipipendi, donde también se encuentra el campo Margarita, el proyecto más importante de Repsol en Bolivia.

Díaz dijo que Boyui podría llegar a aportar una producción de 9 millones de metros cúbicos diarios de gas; Boicobo, unos 5,5 millones de metros cúbicos e Ipaguazú, entre 4 y 5 millones.

Bolivia actualmente produce alrededor de 60 millones de metros cúbicos diarios del energético.

La existencia de esas reservas potenciales deberían ser plenamente confirmadas hasta el 2019, que es cuando Bolivia debe firmar un nuevo contrato de venta de gas al mercado de Brasil.

Sánchez destacó que los 4 billones de TCF estimados para las tres nuevas estructuras son en conjunto más grandes que el campo Margarita, donde hay 3,6 billones de pies cúbicos.

Con la reserva potencial, que aún debe ser verificada, se podría proveer unos 30 millones de metros cúbicos diarios de gas a Brasil durante diez años, destacó el ministro.

La última certificación de reservas probadas en Bolivia, difundida en 2014, estableció que el país tenía 10,45 millones de pies cúbicos de gas natural y 211,45 millones de barriles de crudo.

Sánchez destacó que los nuevos 4 billones de pies cúbicos no se han considerado en las estimaciones que tiene Bolivia para el futuro, cuando espera alcanzar 20 billones en 2020.

Caipipendi tiene como socios a Repsol, British Gas (BG) y la anglo-argentina Pan American Energy (PAE), que para este año tiene programada una inversión de 80 millones de dólares.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

15 − 11 =