Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Bruselas tiene que aprobar el Paquete de Invierno, las nuevas directivas que marcarán el camino para cumplir con los objetivos climáticos del Acuerdo de París y la creación de un verdadero mercado único de la energía en Europa.

Ahora es el momento de intercambiar posiciones, y las eléctricas han arremetido contra Bruselas por sus planes de crear un mercado libre. Realmente, lo que critican las grandes compañías eléctricas europeas, a través de la patronal Eurelectric, es cómo van a funcionar a partir de ahora los pagos por capacidad.

Es lo que se denomina en Europa “el problema del dinero perdido”. Es decir, cómo se va a pagar a las renovables y a la tecnología de respaldo cuando no sople viento o haya nubes, cuando no funcionen las renovables.

Eurelectric organizó una jornada el pasado 7 de junio en la que invitó a un funcionario de la Dirección General de Energía de la Comisión Europea. En esa reunión, según cuenta el portal Euractiv, las eléctricas explicaron el problema que genera el precio de escasez, ese que se produce cuando la demanda supera a la oferta en el mercado.

La discusión tuvo un toque bastante español por sus protagonistas. Juan José Alba, director de regulación de Endesa, y a la postre presidente del Comité de Mercados de Eurelectric, señaló que  “al final del día, tenemos miedo de tener los precios de escasez, porque sabemos que cada vez que tenemos esos precios, incluso si podemos conseguir algunos ingresos extra, no compensarían los riesgos políticos, regulatorios y legales que tenemos que tomar”, dijo Alba.

La cuestión es conseguir un precio que no baje mucho por las renovables ni que tampoco se dispare como el pasado enero. Algo más estable para que las compañías puedan hacer rentables sus inversiones.

Alba recordó en esa reunión que, por ejemplo, hay una gran eléctrica europea que, por culpa de esta situación, ha visto como la policía ha entrado en sus sedes para realizar registros en base a unas supuestas manipulaciones del mercado producida por esos vaivenes de los precios. Se refería Alba a Iberdrola, que hace unas semanas sufrió el ‘allanamiento’ de la Guardia Civil para tratar de conseguir información sobre una presunta manipulación del mercado.

A todo ello, Oliver Koch, jefe adjunto de la unidad de mercado interior de la Dirección de Energía de la UE, respondió sin miramientos a las compañías eléctricas: “Si no puedes soportar el calor, quédate fuera de la cocina. Si no quieren redadas, si usted no tiene un control estricto, entonces no esté en negocio de la energía”.

Koch afirmó que está de acuerdo con Eurelectric en que existe cierto riesgo a la hora de invertir en energía eléctrica, pero que el gran reto de la creación de un mercado libre en la UE es conseguir precios bajos para los consumidores. Antepone así el objetivo de conseguir precios pico más bajos.

El funcionario europeo confía en que más pronto que tarde el almacenamiento energético traiga la solución al mercado cuando las renovables escaseen. “No sé si el señor Musk encontrará la batería mágica. Si es así, o si alguien más encuentra esa batería mágica … el negocio de la red puede cambiar radicalmente”, dijo Koch.

El tira y afloja es continuo entre Bruselas y las compañías eléctricas. Ven estas muchos problemas a la hora de diseñar el mercado sobre todo a la hora de integrar más renovables a la red sin que se premie a una tecnología por dar respaldo cuando no haya viento o esté lloviendo.

Los pagos por capacidad son el gran caballo de batalla en el nuevo Paquete de Invierno.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Trece − tres =