Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La carga rápida es uno de los pocos avances que han aliviado las críticas sobre la tecnología de baterías en nuestros móviles, y ahora esa capacidad quiere ser trasladada a las baterías que se utilizan en coches eléctricos.

Eso es lo que revelan los ingenieros de Samsung SDI, que han presentado una batería para vehículos eléctricos que les ofrece una autonomía de hasta 600 kilómetros y una importante capacidad de carga rápida, que permite recargar el 80% de la batería en tan sólo 20 minutos.

Estas baterías están siendo mostradas estos días en el evento NAIAS 2017 en Detroit, y según Samsung SDI la idea es iniciar su producción a gran escala en 2021, una fecha lejana pero también apropiada para esperar una mayor implantación de este tipo de coches.

Los responsables del desarrollo indicaban cómo los fabricantes de coches están acudiendo cada vez más a empresas como Samsung SDI para suministrar este tipo de componentes, y esperan que esa demanda haga crecer de forma notable sus cifras de negocio a corto y medio plazo.

Esta división de Samsung ha estado sometida a una gran presión tras el desastre de los Galaxy Note 7 para los que suministraban parte de las baterías. Esta es sin duda una buena forma de hacerlo, y puede que la experiencia de Samsung en el terreno de los móviles siga para aplicar opciones como la carga rápida de forma efectiva a coches eléctricos.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cinco × cuatro =