Sedigás destaca el papel “esencial” del sistema gasista para garantizar el suministro eléctrico

0
Antoni Peris, presidente de la Asociación Española del Gas (SEDIGAS), y Marta Margarit, secretaria general de Sedigas.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Asociación Española del Gas (Sedigás) ha destacado el papel “esencial” de las infraestructuras gasistas y de los ciclos combinados para la seguridad de suministro eléctrico, en un escenario de ola de frío como el que vive España y el resto de Europa.

En un comunicado, la patronal señaló que, cuando la energía eólica y la hidráulica escasean por falta de viento y lluvia, “el gas natural es la única energía limpia que permite a los ciudadanos españoles mantener su consumo de electricidad sin restricción alguna”.

Así, destaca que este jueves la demanda de gas natural en España volvió a batir un récord, alcanzando niveles que no se daban desde 2012 y situándose en 1.589 gigavatios hora (GWh), un hito que se pudo cubrir “gracias a la alta utilización” del gas natural para la generación de electricidad a través de los ciclos combinados, que ayer alcanzaron un 29% de utilización, que contrasta con la media del 2016, que fue del 10%.

En lo va de año, la demanda de gas natural para la generación eléctrica se ha incrementado en un 49%, respecto a enero de 2016, añade la patronal, que subraya que los ciclos combinados son la forma que tiene el sistema eléctrico de poder cubrir “una demanda que es excepcionalmente alta, comparada con inviernos anteriores”.

PRECIO MARCADO POR LA SITUACIÓN DEL MERCADO INTERNACIONAL

Respecto al precio del gas natural, Sedigás señala que el 99% del gas consumido en España procede de importaciones, por lo que su precio viene directamente marcado por la situación del mercado internacional gasista y por la relación entre su oferta y su demanda.

Así, indica que el año pasado la demanda de gas natural en España se vio incrementada en un 4,5%, alcanzando los 27 bcm (27.000 millones de metros cúbicos), procediendo este suministro de ocho países distintos (Argelia, Francia, Nigeria, Trinidad y Tobago, Países del Golfo, Noruega y Perú), mientras que solo en lo que va del año 2017 la demanda de gas ha sido de 24,9% superior al mismo periodo del 2016.

Asimismo, recuerda que la gestión de la compra de gas para cubrir demandas en punta “supone una gestión logística y de aprovisionamiento muy complicada”, ya que mientras que la demanda media de gas se gestiona con contratos de largo plazo, las puntas de demanda se deben gestionar con los mercados de corto plazo o ‘spot’, cuyo precio varía sustancialmente con las puntas de demanda, “favoreciendo siempre a los productores de gas que son quienes fijan el precio mediante subasta entre los posibles compradores mundiales”.

De esta manera, considera que, ante un invierno seco sin lluvias y una escasez de energía eólica por falta de viento, se ha incrementado la demanda de gas prevista para la generación de electricidad.

Con el fin de cubrir esta demanda “inesperada”, los comercializadores de gas, tanto en España como en el resto de Europa, están haciendo sus “mejores esfuerzos” para aprovisionarse en el mercado internacional de gas a corto plazo.

Sin embargo, señala que este mercado ya tenía una tendencia alcista siguiendo los precios del barril del petróleo, con un incremento del 77% del índice de referencia europeo NBP, en línea con el aumento que se está viendo en el mercado español, y del 51% del ‘Henry Hub’, su homónimo estadounidense, desde enero del año pasado, a lo que se une que la demanda europea acumulada ha propiciado el aumento, todavía más, de los precios, “como ocurre en cualquier economía de mercado”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

15 − 14 =